como-gestionar-blog-grande

Rodolfo después de comerse un gran proyecto de blogging

Gestionar un proyecto de blogging que o bien es grande o bien aspira a serlo tiene una problemática muy particular que conviene estudiar si quieres que de verdad tenga éxito, y que dista muchísimo de un blog personal y no digamos ya de otros proyectos de ecommerce o de marketing online, y por eso hay que gestionarlo como tal. La buena noticia es que estos pasos “especiales” caben en tres grandes puntos y son de sentido común, así que vamos con ellos:

Objetivos

Lo primero que tienes que hacer cuando pones en marcha un proyecto es tener claro tus objetivos, y claro, con esto no pretendo que pongas en un papel: “La dominación mundial en menos de un año” sino algo un poquito más realista.

Lo suyo es que tengas objetivos a corto, medio y largo plazo, empezando por las ideas generales y siendo más específico cuanto más cercano en el tiempo estás.

Lo ideal es definir el objetivo principal de tu proyecto a largo plazo (yo suelo mirar las cosas a un año vista, nunca más allá), para ello deberás hacer un planning mensual y por último cada semana hacer un planning de objetivos con las tareas para conseguirlos.

Huelga decir que lo principal es que estos objetivos sean realistas, sino te va a llevar muchos quebraderos de cabeza.

Escritores

Otra parte fundamental es contratar escritores para tu proyecto y que estos sean buenos. No es una tarea sencilla y menos visto el nivel medio de los bloggers españoles (le pese a quien le pese) pero siempre hay perlas escondidas en el inmenso barrizal que es la blogosfera española.

Si quieres tener un proyecto de éxito debes contratar a buenos escritores y mantenerlos, pero lo más importante no es que sean buenos, sino que den el perfil para lo que quieras que escriban.

Contenido

No te voy a decir que el contenido es el rey porque ya sabes que opino que es la mayor falacia de la era 2.0 pero sí que es un punto de apoyo importante y por eso no debes descuidarlo.

Una vez más el truco no es tener un contenido excepcional en términos absolutos, porque desde hace ya muchas décadas sabemos que lo absoluto en realidad es una invención de nuestra mente, en lugar de eso, céntrate en el mejor contenido relativo.

¿Relativo a qué?, relativo a los objetivos que quieres conseguir, el target al que quieres enganchar, el tono que quieres seguir y el ROI que pretendes alcanzar, ¡mira si tienes variables que juntar!

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This