dominio-perfecto-consejo

Un dominio para dominarlos a todos… oh wait!

El nombre de dominio quizá te parezca una perogrullada, pero es tu carta de presentación en Internet y de vital importancia para tus acciones futuras, ya que un mal nombre de dominio puede condicionar incluso el crecimiento de tu empresa en estos tiempos tan plagados de marketing que nos toca vivir, por eso hemos realizado una pequeña lista para darte cinco consejos para elegir el dominio perfecto.

Cuidado con la extensión

El primer detalle a tener en cuenta es la extensión del dominio, ya que no funciona igual un .com que un .es o un .net. Por ello lo primero que debes hacer es definir perfectamente cual va a ser tu target, y en que país se encuentra.

Por ejemplo, ReAplicante tiene una extensión .com, y eso es porque nuestro target son todas las personas tanto en España como en Sudamérica o los hispanoparlantes de Estados Unidos que les gustan los temas tan diversos como WordPress o el Marketing Online, si no dedicáramos en exclusiva al mercado español hubiéramos optado por un .es

Que sea corto

Para que un nombre de dominio sea realmente perfecto tiene que ser corto, así de claro.

Si quieres la explicación larga: tener un nombre de dominio corto tiene muchísimas ventajas: es más fácil de recordar, más rápido de escribir, y te deja muchos más caracteres en la URL para poner palabras clave para cada una de tus páginas, es decir, más espacio para hacer SEO. En definitiva, todo son ventajas.

Micronichos

Si tienes una empresa que realiza productos y quieres darle importancia a algunos de ellos es mucho mejor crear proyectos paralelos en forma de micronichos para cada uno de los productos que liarte a hacer subdominios en tu propio site como un loco.

Ten en cuenta que los micronichos son infinitamente más accesibles para los usuarios, y son precisamente los usuarios los que te van a comprar, así que piensa en la regla de oro: Take it easy!

Que suene bien

Si quieres que un usuario recuerde tu nombre de dominio lo principal es que debe de sonar bien, es decir, tiene que ser un poquito musical. El ejemplo más claro de esta tendencia lo tienes en Twitter, no he escuchado palabra más musical en muchos años, sobre todo cuando la dice nuestro Mariano.

Cuidado con la escritura

Pensarás que si has pensado la extensión, el dominio es corto y suena bien ya lo tienes todo, pero ni mucho menos, ¡aún falta lo más importante!: tiene que escribirse sin florituras.

Es decir, si tu nombre de dominio tiene caracteres raros (consonantes dobles, tanto del estilo “ss” como “xx” o cosas extrañas como “chw”) vas a perder tráfico de la forma más tonta: tus usuarios no van a saber escribir tu nombre de domino en su navegador.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This