5-errores-bloggers

Rodolfo dice: ¿pero qué demonios estás haciendo?

Por mucho que te esfuerces en hacerlo todo correctamente, todo blogger que se precie comete errores, muchos errores (y yo el primero), pero hay algunos que son más que recurrentes y que te están esperando detrás de la esquina, y tú, que eres humano, caes en ellos una y otra vez. Por eso se me ha ocurrido hacerte una lista en la que te cuento los cinco errores más típicos que todo blogger comete, los cuales, si se dilatan en el tiempo, pueden llevar tu proyecto al traste, por muy bueno que seas.

No tener un valor añadido

Este es el principal error al que te puedes encarar, hay muchas veces que los bloggers comienzan el blog con muchísimas ganas, currándose unos post realmente buenos, con puntos de vista argumentados, con estilo propio y demás, es decir, oro puro.

Pero, llega un momento en el tiempo en el cual la creatividad se acaba, bien porque el blogger está agotado mentalmente o bien porque ve que no está llegando a objetivos y no tiene la paciencia necesaria, en ese caso, el blogger comienza a traducir artículos de sus fuentes americanas y cree que con eso es suficiente, y, por supuesto, no lo es, ya que entonces tendrás el mismo contenido que miles de blogs a lo largo y ancho del mundo.

Por eso, cada cierto tiempo debes hacer un poquito de autocrítica y responder a esta sencilla pregunta: ¿qué tiene mi blog para que la gente pierda su valioso tiempo con él?, sino sabes la respuesta, ya estás tardando en arreglar las cosas.

No ordenar tus post

Si quieres que alguien lea tus artículos de principio a fin la organización es más que clave, es decir, no sirve con que tengas un contenido excepcional, sino que tienes que presentarlo de forma que sea, al menos, correcta.

Con esto quiero decir que no te olvides de utilizar listas, encabezamientos y que estructures tu contenido en párrafos cortos, que sean fácilmente legibles y que uses las negritas con maestría, porque los usuarios van a leer tu blog en una pantalla retroiluminada, no a Cervantes en edición facsímil, tenlo muy, muy en cuenta.

Titulares mediocres

Una vez más, si tu contenido es excepcional y el título que le pones es mediocre (por no decir malo) nadie pinchará en el título para leer tu entrada, así de dura es la vida del blogger, de hecho, un buen titular puede hacer incrementar tu ratio de clics en más de un 50% sin despeinarse.

Por ello recomiendo siempre titular los post al final, cuando tienes una idea global de lo que vas a hablar y que utilices titulares que llamen a la acción, no sirven de nada los titulares neutros, para eso ya está El País.

Cambiar de tema

Si un lector entra a tu site para leer un tema en específico y de repente se lo cambias de forma diametralmente opuesta, ten por seguro que habrás perdido un lector, y eso es lo peor que le puede pasar a un blogger.

Imagina que entas en este site, acostumbrado a leer cosas sobre SEO y Marketing Online, y de repente te encuentras un post increíblemente bueno sobre un partido de volley-ball, una crónica que ya la quisieran para ellos todos los diarios deportivos, ¿cuál sería tu sensación?. Exacto, por lo menos un “¿pero qué me estás contando?”, por no decir cosas más fuertes, así que, si tu blog tiene un nicho definido, rígete a él, y, de no tenerlo, ¿a qué esperas para tener uno?

Escribir como tu gurú

Muy a colación con tener un valor añadido, si te limitas a seguir los consejos de tu gurú particular (figuras que me producen una sensación de irritación bastante elevado) y ponerlos en práctica, incluso adoptar su estilo de escritura y sus dogmas de fe, ¿qué tiene tu blog de auténtico?: que se va a convertir en una auténtica copia bienintencionada de su blog, y poquito más.

Por eso, si quieres diferenciarte, sé diferente, experimenta, prueba y quédate con lo que te es rentable, pero no creas a pies juntillas lo que te dicen.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This