5-estrategias-matar-tu-blog

¡Facepalm!

Normalmente ya sabes que te doy lo que llamo “consejos positivos”, es decir, consejos para mejorar tu blog o tu proyecto web, pero a veces nos gusta meter el dedo en la llaga y decirte cosas que todos hacemos mal en alguna ocasión para que puedas mejorar precisamente dándote cuenta y evitándolas. Hace un tiempo te contamos 5 técnicas de SEO que ya no funcionan, también te dijimos 5 cosas que tu blog no debe tener, e incluso 5 errores que cometes en tu blog (mejor dicho, que cometen el 95% de los bloggers). Hoy vamos a ir un poquito más allá y te vamos a contar 5 estrategias que sigues o has seguido en algún momento y harán que tu blog muera en pocos meses.

Noticias de tecnología

No te engañes, el mundo de las noticias de tecnología puede ser más o menos atractivo, pero está más que copado tanto en el mercado inglés como en el español.

No digo que no lo intentes, pero que si lo haces sea con un proyecto brillante, y con brillante me refiero a varios redactores, un servidor dedicado, al menos cinco publicaciones diarias y dando mucho valor añadido y reportajes así como asistencia a todos los eventos que podáis, y eso es algo que muy pocas veces ocurre.

Si no vas a hacerlo de esta manera, sinceramente, ni lo intentes, en el mercado español hay sites especializados que llevan diez años online (o incluso más) y tienen un posicionamiento tan extraordinario que no hay trozo del pastel para un blog personal a modo de noticias de tecnología.

Comentando como si no hubiera mañana

Comentar en otros sites está muy bien y es una estrategia que debes seguir para darte a conocer, llevarte algún enlace “nofollow” que otro y así que tu distribución de enlaces suene más natural y fomentar las relaciones, pero hacer spam en los comentarios es algo que puede darte un mazazo del que no te recuperarás.

Por eso mi recomendación es que siempre que comentes lo hagas dando un valor añadido a tu comentario, y así promoviendo que los que lo lean sientan que realmente sabes de lo que estás hablando y se sientan tentados a pinchar en tu enlace para ver que se esconde detrás de tu nombre.

Otra cosa que hagas o bien es spam o bien no sirve de nada.

Comprando fans y seguidores

Lo importante no es el tamaño, sino lo que haces con él. Es decir, más vale tener 10 fans y 100 followers que realmente te levan y compartan tu información porque les parezca importante a comprar un millón de fans y otro millón de followers que sólo sirven para hacer masa y, como son cuentas en las que en realidad no hay nadie detrás, no tengas ninguna interacción.

¿Alguna vez has pensado por qué los fans y los followers comprados están tan baratitos?: porque no sirven de nada.

Intentando estar en todas partes

Estar en todas partes es algo que dios está queriendo hacer desde el principio de los tiempos, y ni siquiera a él le es fácil, así que imagínate el trabajo que te costará a ti, triste mortal.

Es mucho más productivo que intentes estar en una o dos redes sociales y les dediques tiempo que estar en 10 ó 12 y lo único que puedas hacer sea colgar en automático los post que publiques y poco más, ya que al final lo importante de las redes sociales, como de cualquier otro campo online no es estar, sino ser relevante, y para eso se necesita dedicación y tiempo. Ni una cosa ni la otra son infinitos, tenlo en cuenta.

Escribir más de lo que puedes

Antes de ponerte a escribir debes imponerte un ratio de publicaciones con el que estés cómodo. Por ejemplo, en ReAplicante se escribe de lunes a viernes en torno a las 10 de la mañana, y así “queremos acostumbrar a nuestros lectores” a que cada mañana laborable tendrán un bonito artículo de nuestra parte.

Si hemos elegido ese ratio de publicación es porque realmente nos sentimos cómodo con él y lo podemos cumplir sin problemas.

Quizá te parezca mejor idea que escribiéramos tanto como se pudiera, un día 4 post, otro ninguno, otro dos y al siguiente uno a altas horas de la madrugada, pero con eso no conseguiríamos una fidelización y, además, nos quemaríamos en menos de dos meses.

Ahora cuéntanos, ¿cuántas de estas cinco acciones llevas o has llevado a cabo?, los comentarios son todo tuyos, y no te olvides de compartirnos por las redes sociales, que para eso están.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This