inmolacion-monje

¡No te quemes!

Está claro que cuanto más contenido tenga tu blog, mucho mejor. Es decir: Cuanto más tiempo puedas dedicarle y más post al día tengas, más oportunidades vas a tener que de hacerte un hueco en este mundillo, pero claro, la otra lectura es que una actividad desmesurada va a terminar quemándote, y por ello hoy te vamos a dar 7 consejos para evitar que te inmoles junto a tu blog.

1. Márcate objetivos realistas

Este debe ser el primer punto donde gire toda tu estrategia: Si no quieres quemarte, lo que tienes que intentar conseguir es sentirte cómodo con la frecuencia de actualización de tu site, y para ello lo principal sobre todas las cosas es que seas realista y te marques objetivos que puedas cumplir.

Por ejemplo, de nada sirve que te empecines en sacar 2 post diarios si sólo tienes una hora libre al día, porque sabes que no lo vas a cumplir ni de lejos.

2. La rutina lo es todo

Sí, el ser humano, como los perros, somos animales de costumbres (y vagos), y la única manera de que la actividad supere a la vaguería es obligarnos a cumplir una rutina aunque algunos días no queramos hacerla.

Mi rutina no es nada nuevo: A primera hora de la mañana leo mi feed de noticias, marco el contenido que realmente me parece interesante, me inspiro un poco, y escribo contenido para ese día. Si tengo tiempo libre, voy programando para días sucesivos. Sencillo, ¿verdad?

3. Identifica donde te quedas atascado

Todos nos quedamos atascados en algún punto de la creación, y es por ello que debemos saber identificar dónde está la raíz del problema y atajarlo con nuestros medios.

Ya queda en tu forma de ser si lo mejor para ti es rodear el problema, marcarte un deadline o enfrentarte a él, lo importante es conseguir conclusiones.

Mi punto débil está en la búsqueda o creación de imágenes, puedo pasarme horas, días, semanas y meses buscando, y claro, eso NO es productivo. Mi solución: Marcarme un tiempo máximo de búsqueda/creación, una vez se supera, hay que sacarlo a la luz.

4. Los descansos son importantes

Tan importante como el periodo de actividad es el periodo de descanso y desconexión, por eso debes hacerte tu propia programación de descansos y llevarlos a cabo. Si no lo haces así, la llama del mechero y la gasolina está realmente cerca…

5. Socialízate (dentro de unos límites)

Hablar con otras personas, tanto en el mundillo online como cara a cara (mucho mejor esta segunda opción) además de permitirte descansar y desconectar hace que veas las cosas desde otro punto de vista y te da ideas para nuevo contenido.

6. ¿Dónde está tu inspiración?

Todos tenemos una actividad que hace que nuestras neuronas se pongan a trabajar a la velocidad de Pablo Escobar hasta las cejas de farlopa, y hay que aprovechar este tipo de actividades (las neuronales, no las otras) para inspirarnos a crear nuevo contenido.

En mi caso lo que más me inspira es el ejercicio físico, hace que se me despeje la mente y que piense con más claridad, ¿cuál es la actividad que te ayuda a ti?

7. Haz las cosas para perdurar

Hemos dedicado varios post a este efecto, pero siempre decimos que no escribas basura, que para hacer las cosas mal es mejor no hacerlas. Claro, que es mucho mejor que lo que hagas, lo hagas bien, realmente bien, des lo mejor de ti y hagas las cosas para que perduren y se pudran lo menos posible, ¿podrás?

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This