auditoria-web

Buscando al auditor perfecto…

Ya sabes como funciona este mundillo, te dan un proyecto nuevo para tu consultoría, o empiezas a trabajar en un sitio nuevo (¡felicidades!) y está todo manga por hombro. Y claro, como tú eres responsable de la sección online, lo primero que hay que hacer es una auditoría web del proyecto.

Tranquilo, es normal que las primeras cien veces pienses algo parecido a: ¿y ahora qué?, pero vamos a darte los cinco primeros pasos fundamentales para que realices una auditoría web en condiciones, ¡para que no tengas queja!

1. ¡Target!

Lo primero y antes de cualquier otra cosa es definir el target o público objetivo, ya que dependiendo de este cambiará por completo cualquier proyecto, siendo el fin primero y último, el alfa y el omega, las fotos de gatitos y de Lego. TODO.

Te sorprendería la cantidad de empresas (incluso empresas serias) que no tienen correctamente definido el target, o que la relación entre el target y el proyecto es tormentosa como una relación adolescente.

2. Home, y después, el site

Si ya tienes definido correctamente el site, el siguiente paso es mirar la home y después, y sólo después de haber mirado con lupa el site, pasar a mirar el resto del site.

Ten en cuenta que la Home es la página más importante de cualquier proyecto, y por ello necesita un tratamiento especial.

3. Blog

Si el proyecto no tiene un blog corporativo, ya estás tardando en proponerlo.

Si por el contrario lo tiene, tendrás que auditarlo, ya sabes, desde los temas, el tono, o la política de aprobación y respuestas de los comentarios, hasta un análisis de SEO profundo como nunca visto en ese departamento.

4. Presencia en redes sociales

Ya estamos cerquita del final de estos cinco primeros pasos para hacer una auditoría web, y nos toca meternos con las redes sociales.

Cuando hablamos de presencia en redes sociales no es simplemente que sepas qué cuentas tiene el proyecto y qué contraseñas, sino ir un poquito más allá: número y frecuencia de actualizaciones, política de debate, métricas, es decir, empápate de todo.

5. Call to action y conversiones

¿Ya tienes todo lo básico controlado? ¡No, aún queda algo! Si una empresa vive en Internet es gracias a sus conversiones, y para ello debes estudiar todos los call to action y cómo funciona cada uno de ellos (en términos de pasta), tus jefes te lo agradecerán.

¿Y ahora?

No te creas, ni por asomo, que con esto está todo ventilado, ¡aún queda mucho trabajo que hacer! Debes hacer un análisis profundo de cada uno de los puntos que te proponemos, marcar una nueva estrategia, realizar test A/B, medirlo absolutamente todo… Vamos, que la tarea es ardua.

Ahora bien, qué necesitas una auditoría web para que tu proyecto sea más rentable y, ¿por qué no nos llamas?

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This