call-to-action-gato

El call to action de Rodolfo, imposible no tener un buen ROI

En tiempos hablar de call to action era hablar de tiendas de comercio electrónico pero en los últimos tiempos han trascendido a todo proyecto web (y menos mal) como la parte más importante para mejorar la rentabilidad de tu site y, como no queremos que la descuides, te vamos a dar cinco prácticos consejos para que sepas donde, cómo y por qué tienes que colocar las cosas donde deben.

1. Usa un color atractivo

Este consejos más enfocado al comercio electrónico, en el que podemos (y debemos) usar colores llamativos y atractivos para llamar a la acción a los clientes potenciales y convertirlos en clientes, el truco es hacer que se vea pero que no sea demasiado chillón, y para ello lo mejor que puedes hacer es apoyarte en colores complementarios, que siempre quedan bien.

Por otro lado, si tu proyecto es informativo (tipo blog si quieres llamarlo así), lo mejor es que uses colores homogéneos con el diseño del site y que la fuerza esté en la colocación, como te explicaremos más adelante.

Como sabrás, hay toda una ciencia sobre qué trasmiten los colores, pero hoy no nos vamos a meter en ella que bastante tenemos por delante.

2. Maneja los espacios en blanco

Tan importante como el contenido son los espacios en blanco, y no tienes más que fijarte en el diseño web de los últimos tiempos, que trata de homogeneizar y armonizar el diseño de tu web desde la aparente “falta de diseño”.

Si lo extrapolas a los call to action tenemos que decirte que debes tener muy en cuenta el espacio en blanco que dejas alrededor de la misma para que destaque como debe y para que no dé sensación de apelotonamiento.

3. En el sitio preciso

Una vez más debemos distinguir entre sitios de comercio electrónico y sitios tipo blog.

Para los primeros lo mejor suele ser poner el call to action de tal manera que el usuario la vea sin tener que hacer scroll en una pantalla a resolución normal y, para más datos, hacia el lado derecho.

Esto es así porque primero leerá el mensaje que queremos darle y, un poquito después, verá el call to action. Si le has convencido, pinchará.

Para blogs la cosa es distinta, ya que lo que queremos es que el usuario se lea el contenido que le hemos puesto delante de principio a fin y, si le gusta, que realice la acción (en mi caso, que se suscriba por email), y por eso pongo el call to action al final del post para que el call to action sea inmediato a la sensación de haber leído un post cojonudo.

4. Dale tanta exposición como puedas

El call to action es lo más importante de tu web para hacer lo más importante que puede hacer tu web: Darte dinero. Por eso es muy importante que le des tanta exposición como puedas.

¿Qué significa esto en la práctica?: Que lo pongas en todas las páginas web de tu site o, si es muy tedioso de implementar, en las páginas más visitadas, que van a ser las que tengan más posibilidades de convertir.

5. Usa psicología inversa

El usuario está tan harto de mensajes buenrollistas, de empresas que son “referentes internacionales” y que son “la mejor opción” que una buena técnica de captar su atención es utilizar mensajes del tipo “no somos tan buenos”, “no pinches aquí” y demás.

Si no te lo crees, te propongo que hagas un bonito test A/B y compruebes resultados, ¡quizá te sorprendas!

Y ahora, ¿a qué esperas para suscribirte por email?

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This