Últimamente estoy muy metido optimizando páginas web de clientes, desde sites corporativos muy sencillitos hasta proyectos-mamotreto-de-agárrate-y-no-te-menés, que al final son los más divertidos.

Y de aquí me ha surgido la idea de hacer una guía paso a paso sobre cómo optimizar una página web de un cliente, porque tienen muchas peculiaridades, más de las que imaginas.

Primero, debes saber que hay (pocas) cosas que suelen funcionar en cuestiones de posicionamiento web, y lo sabemos gracias a pegarnos con el método científico por excelencia: El ensayo y error.

Por otro lado, todo proyecto tiene lo que llamo jackpots, que son oportunidades únicas que brinda cada nicho de mercado y cada cliente, y que van surgiendo según vas trabajando. Con estas poco puedes hacer más que permanecer atento, ir aprendiendo sobre el mercado de tu cliente (ni te imaginas la de cosas que vas a aprender si eres un SEO de verdad) y, en cuanto identifiques una, ir a por ella como Alma Que Lleva El Diablo™.

Por otro lado, y para que sirva para ir terminando la introducción, márcate una cosa a fuego en tu cerebro: No apabulles a tu cliente, no sabe de SEO, el experto eres tú, así que esfuérzate, ponte a su nivel y explícale las cosas para que las pueda entender, si lo haces así, te vas a sorprender de todo lo que vas a conseguir.

Y ahora, al lío:

Cómo optimizar páginas web de cliente

He dividido cómo optimizar páginas web de cliente en 9 puntos, así que sí, la cosa va para largo, siéntate en tu sillón preferido (o en la taza del váter), y vamos a por ello:

La estrategia es lo primero

Antes de cualquier otra cosa, debes plantear una estrategia general para el proyecto, y créeme cuando te digo que es una de las partes más jodidas de la optimización de webs para cliente, ya que tienes que ponerte en modo explorador a lo Robinson Crusoe.

La forma más sencilla de realizar esta estrategia global es hablar con el cliente y hacerle tres preguntas básicas:

  1. ¿Qué producto es el que más vendes?
  2. ¿Qué producto te da más rentabilidad?
  3. ¿Qué producto es el más complicado de conseguir en el mercado?

A partir de ahí surgen otra serie de preguntas opcionales, entre las que están preguntarle por el histórico de la compañía, lo que se ha intentado y no ha funcionado, lo que se ha intentado y ha funcionado, que te hable acerca de su competencia y muchas otras cosas bonitas.

Nota Mental™: Hay muchos SEOs que fundamentan el crecimiento de un site en luchar cada vez por más y más palabras clave, y es una estrategia que normalmente ofrece buenos resultados, pero no siempre, principalmente por dos razones:

  1. Hay en nichos de mercado que se rigen estrictamente por la ley del 80/20 o Principio de Pareto, es decir, el 80% de las ventas vienen por el 20% de las palabras clave.
  2. Hay veces que más palabras claves posicionadas es más tráfico, pero no necesariamente más conversión, y al final lo que le importa al cliente es vender, el resto se la suda bastante (y con razón).

A auditar el site

Una vez tienes la estrategia montada al dedillo, flexible como Bruce Lee y preparada para que le pase un camión por encima sin inmutarse, toca realizar una auditoría de SEO on-page del site del cliente.

Para ello, ya sabes, sigue el ABC del SEO on-page, que aquí está todo inventado: Mira si cada página tiene titles y descriptions únicas y orientadas a palabras clave, audita las imágenes (peso y etiquetas alt y title), comprueba el esquema de enlaces de la página, las páginas huérfanas si es que hay, las páginas profundas, el contenido duplicado y dale Perico al torno.

No te cuento más sobre esto que te vas a aburrir, y además ya hice un post sobre el SEO on-page en su momento.

Moviéndonos a la competencia

Ya hemos auditado el site, ¿qué es lo siguiente para optimizar el site de un cliente? Pues fijarse en la competencia, ni más ni menos.

Eso sí, no vamos a ver cómo están construidas las páginas de la competencia, no tiene demasiado sentido a no ser que vayas a centrar tu estrategia de marketing en copiarlas (que no está mal), pero nos vamos a centrar más en dos maldades de las que me gustan:

  • Estimar qué posiciones está teniendo la competencia para las palabras clave más rentables del nicho (las conoces, son las mismas que las de tu cliente).
  • Ver qué contenido está funcionando mejor (AKA: posicionando mejor) y por qué.

Una vez tengas este segundo punto, sólo te queda mejorar el contenido de tu competencia y promocionarlo todavía mejor, y ahí es donde estará tu ganancia competitiva. Sí, lo sé, soy malo.

valar-morghulis

Pues eso

Volvemos al site: ¡Arquitectura!

Seguimos con la optimización del site y ahora nos toca mirar la arquitectura del site, ya sabes, mirar en profundidad los esquemas de enlaces para que sean sólidos en las partes donde deben de serlo, y más finos en otras partes que nos importan menos.

Ten en cuenta que no todo el site debe ser igual de importante, lo suyo es que hagas una estructura piramidal y te fundamentes en ella, no te digo que sea exponencial en cuanto a páginas, pero sí te diré que cuanto más grande sea el contenido, más se tiene que parecer a una exponencial esa pirámide.

Quinto punto: Redirecciones y rastreo para seguir en busca de la optimización perfecta

Seguro que has movido más de una URL y has cambiado otras (si no tienes en mente realizar ningún cambio en la estructura, o tu cliente es un figura de la hostia y no necesita SEO por ningún lado, o bien no has hecho bien tu trabajo), y claro, ahora hace falta ponerlo todo en orden.

Antes de cambiar URLs, redirige las antiguas hacia las nuevas y asegúrate de que Googlebot puede llegar a todas las redirecciones de tu site.

Para llevar este punto a buen puerto, que ya te adelanto que es muy delicado, he visto a gigantes caer en el posicionamiento de su site (y en su rentabilidad) en más del 60% por un mal rediseño de URLs y una no-redirección de las mismas, lo suyo es que tengas un sitemap.xml bien montado, un robots.txt aún mejor montado y, por último, un bonito Excel con todas las redirecciones que te toca hacer ANTES de hacerlas.

Seguimos en el site: Asesoría de contenido

Ya tienes la estructura montada y todo el esquema bien puesto pero, ¿qué pasa con el contenido?

Pues ya te respondo: Lo normal es que cuando te metes a optimizar la página web de un cliente en vez de contenido tenga una venganza sin una pizca de sentido común y mucho menos de maquetación, pero tranquilo, ahí está tu arte para arreglarle el desaguisado y que tenga alguna opción de posicionar como está mandado.

No te olvides del contenido en profundidad, arreglar el thin content y contenido duplicado, maquetar con encabezamientos, negritas, multimedia y cosas bonitas.

Estamos llegando al final… Nos toca auditar los backlinks

Por mucho que te digan los gurús de medio pelo que el Social Media es lo que mola, Google sigue confiando en los enlaces y la estructura de su algoritmo está tan anclada en ellos que les va a costar salir de ahí.

Así que te toca por un lado auditar los backlinks de tu cliente, que para algo te paga y, lo que es más importante, auditar los enlaces de la competencia (para esto el rey es ahrefs, pero también tienes OpenSiteExplorer o MajesticSEO) para intentar pujar por ellos y así reducir el GAP o incluso superarles, así de bonito es el link building.

Los enlaces salientes, esos grandes menospreciados

El propio Matt Cutts dijo en su día que un site que no tenga enlaces salientes a ningún sitio, o bien que todos los enlaces salientes fueran rel=”nofollow” era muy sospechoso, básicamente porque Internet se fundamenta en enlaces.

Además, una buena estrategia para mejorar la relevancia de tu site de forma muy sencilla es enlazar con fuentes muy fiables (periódicos online grandes, Wikipedia, etc) porque así Google piensa: “Vaya, si se ha fijado en ellos, esta información no puede estar mal”, así que seguramente te toque poner algún que otro enlace saliente.

De hecho, te recomiendo que trackees posiciones y CTR de los post antes, durante y después de este cambio, te vas a sorprender.

Para optimizar un site de cliente hace falta mantenimiento

mantenimiento-clientes

¡Toca mantener el proyecto! Imagen: Lawrence Wright

Por último, y con esto la mayoría de los clientes se dan por satisfechos, está el mantenimiento de la estrategia, ya sabes:

  • Auditar el contenido nuevo.
  • Buscar de cuando en cuando nuevas palabras clave.
  • Monitorizar las posiciones de forma semanal o mensual, depende del proyecto.
  • Monitorizar a la competencia, tanto en forma como en enlaces.
  • Etc, etc, etc.

Para un cliente pequeño este punto es fundamental porque es lo que te va a hacer retenerlo y tenerle contento con tu servicio de SEO, que obtenga resultados y, lo que es más importante, que no te cueste miles y miles de hora haciendo estrategias imposibles.

Con esto ya tienes la guía para optimizar páginas web de cliente lista, eso sí, si llegaste hasta aquí (más de 1.500 palabras) y te ha resultado útil, tienes la obligación moral de suscribirte por email, tienes el cajetín un poquito más abajo, dale al scroll, no seas perezoso…

Resumen
Nombre del artículo
Cómo optimizar páginas web de cliente
Descripción
Cómo optimizar páginas web con una guía que te enseña paso a paso, dividido en 9, para que tengas bajo control cualquier optimización de páginas web que te caiga entre manos
Autor
Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This