trafico-redes-sociales

A exprimir toca

Se ha dicho una y mil veces que las redes sociales son el futuro, que son una moda y que “hay que estar” y razón no les falta a los interlocutores (o vociferadores, según el caso), pero el problema es que no sirve con estar, hay que atraer tráfico proveniente de las redes sociales (y si ya convierten te veo dando palmas con las orejas) y eso es mucho más complicado que “estar” sin más, así que me he permitido el lujo de hacer esta pequeña lista que consta de cinco consejos para sacar tráfico (de verdad) de las redes sociales. Vamos a ello:

Elige una red social

Si quieres empezar con buen pie recuerda lo que decía mi abuela: el que mucha abarca, poco aprieta; y, querido amigo, lo que te conviene es apretar, apretar tanto como puedas.

Con ésto quiero decirte que no te pierdas en un mar de redes sociales (Facebook, Twitter, G+, FourSquare, StumbleUpon y si sigo no paro en todo el día). En lugar de ello, céntrate en una, la que tu quieras, y exprímela al máximo. Una vez la tengas bien exprimida y tengas toda la información sobre ella (target, modo de uso, trucos que funcionan mejor etc…) y la domines a las mil maravillas puedes darte el lujo de dar el salto a la siguiente si tienes tiempo (y ganas).

El número influye

Quien te diga que el número de seguidores, fans (y el resto de nombres que tienen en las distintas redes sociales) así como el de publicaciones no influye sencillamente te está mintiendo. Si quieres petarlo en una red social tienes que ser activo, y eso significa tener contactos y publicaciones para parar un tren.

Aún así, mantén los tempos de cada red social (no tiene sentido meter 10 publicaciones diarias en una página de Facebook, así como no tiene sentido tener una cuenta de Twitter que se actualice un par de veces a la semana).

La calidad influye más

Como siempre en la vida, lo único que influye más que la cantidad es la calidad, y huelga decir que es muy importante que tus seguidores sean de alta calidad (es decir, influyentes) así como que tus publicaciones también lo sean, porque, mi pequeño, si tu contenido no vale la pena no sirve de nada tener un millón de amigos, que ya lo cantaba Roberto Carlos en su día.

Sé Constante

Cualquier red social, como cualquier actividad 2.0 tiene una clave: la constancia. Con esto te quiero decir que no te desanimes, ten en cuenta que las redes sociales son una carrera de fondo y de poco sirve esprintar en momento dado si luego lo vas a abandonar.

Para ayudarte en esta carrera en lugar de fijarte un gran objetivo global que te va a costar un parto alcanzar (y varios años), céntrate en cosas más pequeñas que puedas ir cumpliendo mes a mes, como tasas de interacciones o de crecimiento sostenible.

Linkbaiting, tu gran aliado

El linkbaiting son un conjunto de técnicas que te pueden ser muy útiles para aumentar tu relevancia en las redes sociales, ya que se basan en aumentar el ratio de clics (en cualquier medio) por algo que se llama “enlace cebo“.

Esto no quiere decir nada malo, la idea es simplemente que hagas los enlaces y los textos que acompañan más atractivos para que el usuario que está al otro lado pinche en él antes que en cualquier otro del mismo tema.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This