Ya sabemos todos que el crowfunding está muy de moda, entre otras cosas porque la colaboración horizontal está de moda y, por otro lado, porque se puede decir que nadie tiene un duro para invertir en un proyecto, y claro, el micromecenazgo se convierte en una opción realmente útil.

De aquí que en el artículo de hoy en ReAplicante te intentemos dar las claves para que tu campaña de crowdfunding sea un éxito, a ver si así te ayudamos un poquito a dar el salto.

Consejos para tu campaña de crowdfunding

1. La campaña antes del lanzamiento

Si lanzas tu proyecto y pones un deadline, pongamos, de un mes para tener los fondos que necesitas y no tienes nada montado, ya te digo de primeras que vas a fracasar estrepitosamente.

Ten en cuenta un par de cosas:

  • La primera es que los tempos en Internet son lentos, una vez que inicias un proyecto no vas a tener ni gota de tráfico orgánico durante los tres primeros meses (en el mejor de los casos).
  • Por otro lado, tu estrategia tiene que estar muy medida en cada una de las fases, tienes que saber que acción vas a realizar y en qué momento del cronograma a la perfección para coordinar todos los movimientos.

Así que, dicho esto, tu web, tus perfiles sociales y tu lista de emails tienes que empezar a prepararlas antes, mucho antes de lanzar tu propuesta, de hecho, te diría que es una temeridad hacerlo con un proyecto que no lleve corriendo seis meses.

2. Define tu target y explótalo

Cada target usa una web y un proyecto de una manera distinta, esto es debido a que, según la edad que tengamos y el género al que pertenezcamos, nos atraen unas cosas u otras.

Así que, antes de comenzar con tu campaña de crowdfunding te toca definir tu target mayoritario y enfocar las acciones a él, porque son los que te van ayudar en la producción de tu proyecto.

3. Storytelling

crowdfunding

El Storytelling es el rey del marketing moderno, y una campaña de crowdfunding es el escenario perfecto para verlo florecer. Ten en cuenta que en tu campaña sólo tienes un objetivo: Terminar con el dinero necesario para emprender tu proyecto.

Además, para conseguirlo tienes una cantidad de tiempo finito definido por ti, así que puedes crear la campaña y las acciones para contar la historia que te plazca, sobre el producto, sobre lo que vas a hacer, o sobre lo guay que eres, tú eliges.

4. Usa vídeos y más vídeos

Los vídeos son los grandes aliados del crowdfunding por varias razones, siendo las principales:

  • Que YouTube es un escaparate increíble, de hecho, es el segundo buscador del mundo y hay mucha menos competencia que en Google.
  • Que en el vídeo la gente te ve en movimiento y puedes empatizar con ellos de una forma real.
  • Por último, puedes presentar tu proyecto con todo lujo de detalles.

Si unes todo esto y lo mezclas con el storytelling, verás que el vídeo es tu arma definitiva para conseguir relevancia, eso sí, el vídeo es un canal delicado, lo que no queda profesional queda cutre, no hay medias tintas.

5. Da siempre recompensas

Si quieres que personas dejen parte de su dinero en tu proyecto es porque se van a llevar algo a cambio, así que lo suyo es que definas distintas recompensas con distintos importes y distintas recompensas.

Lo importante es que cada persona que aporte se lleve algo, y que sea atractivo y acorde a la aportación, verás como así tu número de productores aumenta de verdad.

6. Tira de contactos

Tus amigos y la gente que te aprecia van a dejarse dinero en tu campaña de crowdfunding y, si ellos no lo hacen significa que no creen en ti (y si no creen en ti los que mejor te conocen, mal vas), así que, tira de ellos no sólo para que aporten, sino para que muevan tu contenido por donde puedan, desde poner pegatinas en la calle hasta que lo suelten como cuña en una radio local, y, si tienes amigos influyentes, haz lo posible porque te escuchen y te hagan el favor.

7. Base de datos de medios

Por último pero no menos importante, antes de empezar con tu campaña deberás tener una base de datos de medios, tanto locales como nacionales e internacionales de tu mismo idioma, y en todos los canales posibles.

Lo bueno del crowdfunding es que es algo global y todo el mundo puede aportar y lo bueno de Internet y de las comunicaciones es que no sabes desde donde te va a llegar la oportunidad.

Además, para hacer la base de datos de medios sólo te hacen falta tres cosas: tiempo, perserverancia y paciencia, así que, ¡manos a la obra!

Espero haberte ayudado con estos consejos para mejorar tu campaña de crowdfunding, cuéntame, ¿qué te han parecido?

Créditos de imagen: Anirudh Koul y Simon Cunningham.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This