Para muchos técnicos SEO la página de resultados de Google es poco menos que un dolor, pero en realidad si buscas un poquito bien te darás cuenta que puedes extraer un montón de información para mejorar posiciones fijándote en la competencia y en el estado general del SERP, ¡sólo hay que saber mirar!

Hoy, de vuelta de vacaciones navideñas (que ya han durado), comenzamos el año con este post en el que te muestro ocho consejos de SEO que puedes extraer del SERP de Google, a ver si te gustan:

1. Consejos SEO desde el SERP de Google

Ale, sin más dilación, comenzamos la serie:

Identificar la presencia de palabras clave en la etiqueta title

Hace unos años con esta comprobación y teniendo un EMD nos bastaría para posicionar medianamente bien, y ahora, aunque está un poquito devaluada, sigue siendo la primera comprobación por importancia que debes hacer al estudiar un SERP.

En realidad lo tienes muy fácil, tan sólo tienes que abrir una ventana en modo incógnito de tu navegador, si pones una localización predeterminada bien, y si tienes un proxy que te dirija a la geolocalización clave a posicionar mejor, y mirar qué te deparan las etiquetas title que muestra Google en la primera página.

Lo que debes mirar simplemente es si la búsqueda que has introducido en el cuadro se repite en los titles, en qué frecuencia y en qué posición, es decir, si Google está premiando la palabra clave exacta, al inicio, en medio o al final de la información que muestra.

Sí, hace años todo hubieran sido búsquedas exactas al inicio de la frase, pero ya verás cómo los tiempos han cambiado mucho…

2. ¿Cómo son las URLs que muestra el SERP?

A continuación del título tienes la URL que nos muestra Google, y precisamente ahí donde vamos a dirigir nuestra vista en segundo lugar, porque hay mucho que ver.

Lo primero en lo que debes pararte es en la estructura de la URL, ¿te la muestra con breadcrumbs o simplemente sale completa? Esto te servirá para uno de los últimos puntos de la lista en el que hablaremos sobre formatos enriquecidos.

Por otro lado, fíjate si las palabras clave de búsqueda aparecen en la URL y en qué posición salen. Como generalidad con muchas excepciones, si tienes un montón de EMD’s o PMD’s la cosa va a estar algo más complicada de la cuenta, aunque es simplemente un factor entre muchos.

Lo importante es que veas la distribución tanto en nombre de dominio como en la parte de URL dedicada a la página estática o post en cuestión y así te hagas una idea de qué funciona mejor.

3. Palabras clave en descripción y contenido

Aún nos queda otra cosa que mirar en las meta etiquetas clásicas del SEO, sí, también vamos a mirar la descripción que muestra Google, ¡y no sólo eso! También es muy importante que mires como se distribuyen las palabras clave que buscaste en la página de entrada a la que te lleva el resultado.

Gracias a este estudio (algo más pesado que los anteriores) vas a tener una idea global de qué está premiando Google para esa búsqueda en cuestión, y así te podrás adaptar incluso antes de escribir.

Es muy importante que te fijes no sólo en el número de veces que se repite cada palabra (junta y separada) y hagas la típica operación para comprobar la densidad de cada una de ellas, también toca fijarse en la distribución de las mismas tanto en la description como en el contenido. Sí, también con palabras relacionadas, que Google está muy semántico últimamente.

4. ¿Qué tipo de resultados aparecen en la página 1 del SERP?

Para continuar con esta lista toca hacer un ejercicio de abstracción importante, tanto que muchos SEOs lo obvian y luego pasa lo que pasa: También hay que estudiar la parte subjetiva de la competencia y de los resultados de búsqueda.

Personalmente, cada vez que analizo un SERP me gusta tener cuantos más datos, mejor, y uno de los más importantes para mí es categorizar tanto la cantidad de palabras de las páginas de entrada, como la calidad objetiva/subjetiva de la escritura y, por supuesto, ver qué tipo de post es, te pongo varias categorías para que hagas una idea:

  • Reviews: “Pros y contras de iPhone 6”, “probamos el Galaxy S5”, etc.
  • Listas: “Las 10 mejores películas del año 2.014”.
  • Tutoriales: “Cómo instalar un plugine en WordPress”.
  • Noticias: “Lanzamiento de WordPress 4.2 será el XXX del YYY”.
  • Recursos sociales: Página de FB, Twitter, Instagram, vídeo de YouTube, Página de G+…
  • Y así muchas otras.

Una vez que realizas el estudio comprobarás que gran parte de las búsquedas siguen un patrón común, y así podrás tener una primera aproximación real a qué funciona y cuántos huecos tienes en la primera página.

5. ¿Cómo vamos de formatos enriquecidos?

Por mucho que te digan o te dejen de decir, es un hecho que los formatos enriquecidos mejoran el posicionamiento porque gracias a ellos le das una mejor información a Google, y es algo que le gusta mucho al buscador.

Además, por otro lado también mejoras el CTR de tus resultados, ya que estando en una posición más baja te llevarás una mayor cantidad de visitas, que al final es lo que cuenta si quieres rentabilizar tu site.

Si a esto le unes a que, según un estudio de SearchMetrics parece que sólo el 0.30% de las URLs tienen implantados los formatos enriquecidos…

¿Qué más quieres para ponerte a ello? Con WordPress lo tienes realmente fácil, sólo tienes que instalar un plugin, rellenar campos, y echarte a dormir.

6. Formato general del snippet de búsqueda

Bien, ya tenemos un montón de información objetiva sobre lo que muestra Google de cada resultado de la página 1 (tranquilo, no está toda, en los siguientes puntos veremos más cositas), ahora es momento de fijarte de forma global en cada uno de ellos para que veas qué les ha funcionado.

Por ejemplo, fíjate si los titles y description tienen frases completas y seguidas (es decir, Google ha hecho caso de las meta etiquetas) o directamente son fragmentos del texto de la página de entrada, así sabrás si esas páginas que están copando el SERP están bien optimizadas al 100% o les falla algo, y podrás aprovecharlo.

Fíjate en detalles como si un resultado de búsqueda tiene el título del site al inicio, al final o directamente no lo tiene, como llama al producto, en qué orden, qué posición ocupan las URLs con formatos enriquecidos.

En román paladino: Pierde 5 minutos investigando el SERP a ver por donde pita.

7. PA y DA de la primera página

Otra métrica que ayuda a saber si hay huecos en el SERP de Google de una forma rápida es controlar el PA (Page Authority) y DA (Domain Authority) de las primeras 10 posiciones.

Por si te pilla a pie cambiado, son una métricas que van de 0 a 100, siendo 0 un site recién creado y 100 un Twitter de la vida y que miden la relevancia general de la página y el dominio que está allí plantado.

Si ves que entre los primeros puestos no hay ninguno que baje a un número decente (es decir, que se aproxime al que tú tienes en tu proyecto), no digo que lo tengas imposible, pero lo vas a tener que hacer muy bien y hacer un trabajo duro para llegar hasta ahí.

No obstante, no te lo tomes como una ciencia exacta, tómatelo como algo cualitativo.

8. Temáticas y autoridad subjetiva

Por último pero no menos importante toca otra valoración subjetiva sobre las temáticas generales no tanto de las URLs, sino de los dominios que están posicionando y la autoridad dentro del nicho, porque si estás intentando posicionar un proyecto, habrás hecho antes un estudio de competencia y mercado, ¿verdad?

Una vez tengas todas estas métricas sólo te queda el último paso, que es extraer conclusiones y así sabrás exactamente qué tipo de post tienes que hacer, de cuanta longitud, cuánto tienes que dar la coña con las palabras clave en las metas más importantes y el contenido y, por si fuera poco, habrás aprendido mucho más del tema porque te habrás leído enteritos 10 post sobre él.

¿Qué más puedes pedir?

Resumen
Puntuación del autor
Puntuación media
4 based on 5 votes
Marca
Google
Producto
Consejos SEO
Precio
EUR GRATIS
Disponibilidad
Available in Stock
Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This