buscando-kei

Rodolfo, buscando el KEI

Si recuerdas el otro día hablamos sobre qué era el KEI como concepto en el SEO, y de las reacciones de los grandes del SEO en Twitter, como Miguel López, por ejemplo, está claro que se me quedaron en el tintero bastantes cosinas, así que vamos allá.

Primero, en el post del otro día no quise decir ni mucho menos que el KEI fuera una doctrina a seguir, ni mucho menos, simplemente comenté acerca de su utilidad para hacer estudios preliminares, ya que el concepto de KEI en sí tiene muchos puntos negros que al final no hace más que ser una burda aproximación.

Para encontrar los primeros fallos hay que atender a la fórmula que utiliza, que como concepto está más que bien:

KEI = (número total de búsquedas mensuales)^2/páginas web que compiten por esa palabra

Y bien, ¿cuál podría ser el problema dentro de tanta belleza?, pues hay dos errores de bulto.

Primer error: Búsquedas mensuales

El primero es que el número total de búsquedas mensuales es un número que no se conoce con certeza, de hecho, en la mayoría de las ocasiones no se conoce ni del orden de magnitud que tiene una búsqueda en un mes. De eso te puedes dar cuenta con alguna de la multitud de herramientas para calcular KEI’s que tienes desperdigadas por la red, las cuales dan muchos datos sobre búsquedas mensuales incorrectos a primera vista.

Segundo error: Competencia

El segundo error de bulto lo tenemos en la segunda parte de la fórmula; al dividir por el total de páginas web que compiten por una palabra, y bien, ¿qué hay de malo en esto?, sencillo, lo primero es que trata a todas las páginas webs por el mismo rasero, ya sea un blog alojado en un hosting gratuito de Blogger o WordPress o sea la portada de El País, y claro, ahí tienes un error realmente grande.

Entonces, ¿para qué sirve el KEI?

El KEI como concepto es bonito y armónico, a la par que utópico, tiene esa belleza de las fórmulas matemáticas que tienen disciplinas como la química; ya sabes, fórmulas que explican la idealidad pero que cuando tienen que meterse en el Mundo Real tendrían muchísimos factores de corrección que por el momento para calcular el KEI real no tenemos.

Personalmente, mi consejo después de esto es decirte que si usas el KEI sea con mucha precaución (como ya te dije el viernes pasado), y que, si tiene alguna utilidad, sea para estudios preliminares y como burda aproximación y toma de contacto, pero ninguna estrategia de SEO que lances debe tener como punto principal el KEI, ni siquiera como secundario, ya que estarías incurriendo en un error sistemático en todas las fases de la misma, y eso no es lo que queremos, ¿verdad?

Alternativas al KEI

Como te comenté también el viernes pasado, hay una corriente mucho más correcta que dice que en realidad da igual cuántas páginas webs estén compitiendo por una palabra clave, sea la que sea, ya que sólo te debes fijar en los diez primero resultados, pero, ¿por qué?

Ten en cuenta que un usuario medio no va a pasar más allá de la primera página del SERP, que viene a ser más o menos el resultado número diez, así que tu objetivo debe ser posicionar en esa primera página (y, por supuesto, cuanto más arriba, pues mucho mejor) y sencillamente olvidarte de las páginas webs que estén más atrás; ya que, de poco sirve posicionar más allá del puesto número diez, porque son muy pocas las visitas que te va a otorgar.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This