contenido-no-son-post

Estoy en ReAplicante todos los días hablando de posts y hoy vamos a dar un cambio de tendencia, porque te quiero mostrar cuatro tipo de publicaciones muy beneficiosas para tu proyecto que no son artículos de blog.

Lo que tienen en común todas ellas es que gracias a ellas te vas a diferenciar de la competencia, dando un valor añadido que otros no pueden e incrementando ya sea tu visibilidad o tus ventas, según la que elijas.

Pero como el post de hoy va para largo, vamos a ello:

Tipos de contenido que no son post

Aquí están los cuatro más importantes

1. eBooks

Los eBooks o libros electrónicos son los reyes de este tipo de contenido beneficioso que no son artículos de tu blog, de hecho, es de lo que mejor convierte.

Ahora bien, dependiendo del libro electrónico podrás enfocarlo a ventas o a visibilidad, y el corte está en la longitud. De hecho, si tu eBook tiene menos de 30 páginas, es mejor que lo des de forma gratuita y lo enfoques a conseguir registros por email (ya sabes, te suscribes y te doy acceso a la publicación).

Por el contrario, si sube de las 30 páginas podrás empezar a cobrar con ello, haciendo un trabajo más en profundidad.

Sea como fuere el libro electrónico que te curres debe ser informativo y útil, si no se cumplen estas premisas, estás abocado al fracaso absoluto.

2. Cursos online

Otra de las acciones beneficiosas que se ha puesto muy de moda es la de dar cursos online, ya sea en formato vídeo o en formato texto.

Dependiendo como sea el curso podrás cobrar por él o no, de hecho, si lo haces íntegramente en vídeo te recomiendo que tenga un coste, ya que el vídeo es un soporte que, para hacerlo bien, es carete.

Si es en formato texto, dependiendo de su nivel podrás cobrarlo o no, de hecho, no se suelen cobrar los cursos básicos pero sí los cursos para expertos.

Tanto en este punto como en el anterior se puede usar la modalidad Freemium, es decir, si tienes un contenido extenso y realmente bueno puedes regalar el primer capítulo (o los dos primeros) con suscripción y, si el usuario lo quiere completo, pagar por ello.

3. White Papers

Los White Papers es algo que se lleva mucho en Estados Unidos pero no tanto en España, los suelen hacer empresas y comentan el estado de un nicho o micronicho, o bien sirven de guía básica y neutra para hacer algo.

En definitiva, los White Papers responden preguntas y por ello deben ser informativos.

El objetivo de la creación de un White Paper es la visibilidad absoluta, y por ello suelen tener descarga gratuita desde el propio site, desde todos los sites de descarga de libro que puedas, no está de más hacer un SlideShare con el documento…

Y, ¿dónde se consigue la rentabilidad? Pues porque en la portada saldrá el logo de tu empresa bien en grande, así como en cada página del documento en el membrete superior o inferior y, si realizas un buen trabajo, lograrás ser un poquito más referente que antes.

4. Infografías

Si bien las infografías andan con un poco de saturación, si realizas un buen trabajo siguen dando buen resultado.

El objetivo fundamental al realizar una infografía es la viralidad y, por lo tanto, la exposición, así que lo importante aquí es la promoción.

Ahora bien, hacer una buena infografía lleva tiempo para buscar datos fidedignos y aún más tiempo para hacer un diseño en condiciones porque, al igual que en el vídeo, aquí no hay medias tintas, o tu infografía tiene un diseño espectacular, o parecerá cutre.

Ahora bien, ¿por cuál de estos te animas?

Créditos de imagen: Stepan Rodibog.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This