content-curator-curador-contenidos

Ale, a curar contenidos, campeón

Desde hace unos meses ha aparecido a lo largo y ancho de Internet, con Twitter a la cabeza, la figura del “Content Curator“, la traducción errónea no se hizo esperar, y a los pocos días todo el mundo hablaba de “curadores de contenido“, como si el contenido en general fuera algo al que le tuviéramos que dar paracetamol porque el pobre había cogido un poquito de frío, ya sabes, los cambios de tiempo que son muy malos.

La realidad es bien distinta, ya que Content Curator se traduce más apropiadamente como “el que cuida el contenido“, y claro, ésta figura dista muchísimo de ser algo novedoso, ya que es una figura clave en toda gestión de cualquier portal de información desde que el mundo es mundo.

Me explico, mucho antes de que apareciera la revolución digital y demás historias en las redacciones de los periódicos tradicionales siempre ha habido una persona encargada de cuidar el contenido, es más, normalmente había uno por sección, pero es que hasta en las abadías medievales en las que se copiaban los libros para tener bibliotecas cada vez más pobladas había un tipo que cuidaba que el contenido fuera fidedigno y de calidad a modo de “patrón”, por llamarlo de alguna manera, ergo, la figura del “Content Curator” no es ni nueva, ni digital.

De hecho, en realidad es una manera distinta de llamar lo que hasta ahora ha sido un “Director/Editor de Contenidos“, y punto.

Muchos dirán que la figura del Content Curator va más allá, ya que no sólo comparte contenido propio sino que también comparte contenido de terceros basándose en la calidad, pero sinceramente eso a día de hoy en Internet ya tenía un nombre mucho más genérico: blogger.

Sí, el arcaico blogger que lleva acompañándonos cerca de diez años, ¿qué es básicamente lo que hace un blogger?, sencillo, un blogger tiene fuentes fidedignas en su lector de feeds, que lee y selecciona las más interesantes.

De algunas escribe artículos para sus blogs, y de otras, las cuales no les da tiempo o directamente no tienen que ver con el tema de su blog las comparte. En tiempos por email a sus conocidos y ahora más por redes sociales.

¿En qué se diferencia esto a la figura del “Content Curator”?, la respuesta es sencilla: en absolutamente nada.

Esta práctica de renombrar profesiones no es nada nueva, ya sabes que a día de hoy en una oficina cool al becario que se dedica a poner cafés se le llama “Caffeine Manager” y demás chorradas por el estilo, pero no caigas en trampas, la rueda ya está inventada, y funciona, así que, ¿funcionaría mejor si ahora le llamamos “Speddy Circle”?, no, ¿verdad?, pues eso.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This