blog-americano-blog-espanol

A colación con la serie dedicada al panorama blogger patrio hoy te quiero mostrar cuales son las principales diferencias entre un blog americano y uno español, por supuesto, bajo mi humilde y trastornado punto de vista, faltaría más, ya que creo que ahí está la verdadera receta del éxito porque, como sabrás, en Estados Unidos los blogs, por mucho que se haya dicho una y otra vez que están muertos y demás, siguen teniendo millones y millones de visitas mensuales y siendo realmente relevantes tanto para sus lectores como para los usuarios de Internet en general, al aparecer en los primeros puestos del SERP de Google y al cambiar los hábitos de compra de los consumidores.

Profesionalidad

El primer punto de diferenciación entre un blog amerciano y un blog español es que el americano suele ser mucho más profesional que el español, y no sólo me estoy refiriendo a los bloggers sino a la estructura misma. Es decir, no es raro que un proyecto de blog español surja de lo totalmente amateur, y ojo, no es nada malo que algo que en principio era un hobbie se convierta en algo más grande, pero faltan proyectos profesionales empezados desde abajo.

En Estados Unidos lo normal es tener una estructura interna con personas ocupándose de funciones concretas desde el minuto uno, ya sabes, un departamento de marketing, uno de posicionamiento, otro de contenido, un último de programación… aunque tan sólo haya un miembro por departamento, mientras que en España eso no ocurre.

Rentabilidad

Los modelos de rentabilidad de un blog son casi infinitos, y eso los americanos lo usan muy bien. Mientras que aquí un blog medio se queda con AdSense y lo que logre pillar cuando un anunciante le contacta directamente por email (con mucha suerte) al otro lado del charco no es ni mucho menos así.

Simplemente para ilustrarte, un blog profesional yankee o europeo con lo que menos saca es con AdSense y el resto de anuncios tipo CPC, y su rentabilidad se basa en la venta de espacio y contenido así como en el marketing de afiliación, y esto es España es algo que no hacen bien ni las agencias que dicen dedicarse a ello, por lo tanto, nos queda mucho trecho, y mucho margen de mejora.

Fuentes

El mercado angloparlante es mucho más competitivo que el castellano, porque mientras que aquí un blogger patrón se basta en conseguir fuentes en inglés y traducirlas (con todo lo negativo que ésto conlleva), un blogger que escriba en inglés no puede hacer esto, porque él es la fuente.

Esto se traduce en una mayor profesionalización de los bloggers, porque los contenidos han de diferenciarse muchísimo más que en el mercado patrio, y claro, la calidad aumenta.

Bloggers

En el mercado inglés no es raro ver a personitas que se ganan la vida (y muy bien) escribiendo para blogs, algo que no suele ocurrir en el mercado nacional. Por supuesto, esto es por varios factores, que van desde que en las empresas se hacen las cosas mal hasta que el nivel del blogger español es realmente bajo, todo suma y al final la ecuación nos da unas rentabilidades ridículas si las comparamos con el mercado inglés.

Visión global

En España pecamos de ser cortoplacistas, no sólo en el mundo blog sino en cualquier estrato y empresa que se precie, buscamos el pequeño beneficio a corto plazo en lugar de una rentabilidad mayor en el futuro, y claro, eso se nota.

Por eso por un lado los bloggers se centran en traducir fuentes, que les dará más rentabilidad a corto plazo pero muy poquita a largo, o las empresas de blogs se dedican a exprimir AdSense que les dará más rentabilidad a corto plazo en lugar de explorar las nuevas vías, que les serán infinitamente más rentables en el futuro.

Este último me parece el principal problema de la industria del blog patrio y de las empresas en la red en general, esto es una carrera de fondo y nos empeñamos en entrenarnos para los cien metros lisos, y claro, ¡así nos va!

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This