ecommerce

De acuerdo queremos vender por Internet.

Excelente idea, sobretodo si consideramos que el e-commerce en España está creciendo.

Sin embargo, tener un comercio electrónico no va a hacer que vendamos miles de euros al mes sólo por el hecho de estar en Internet. Una tienda online, al igual que una física, requiere una visibilidad de nuestra mercancía al público. No basta con montar la estructura de una web: debemos hacer que la gente encuentre nuestros productos en la red sin que nadie nos conozca.

Vale. Entonces ¿Por donde empezamos?

Os puedo contar mi personal experiencia sobre mi e-commerce Riñonera.com. Se trata de una tienda de venta online de riñoneras, cuyo proyecto he retomado en serio hace poco. Todavía hay modificaciones por realizar en la web, pero estoy siguiendo unos pasos fundamentales, que os quiero contar en este post para que podais disfrutar de algunos simples consejos.

1. Diseño y estructura

Primero: hemos de crear una tienda virtual estéticamente agradable y fácil de navegar.
Yo personalmente he utilizado como plataforma e-commerce Prestashop. Fácil de gestionar, ligero y con una comunidad muy activa, es sin duda una de las mejores soluciones de comercio electrónico existente en Internet al día de hoy.

Sea cual sea la plataforma que utilicéis, no olvidéis que la estética en la venta es crucial. Por eso es importante crear un diseño cálido presentando nuestros productos con imágenes de buena calidad.
La venta por internet es al fin y al cabo venta por catálogo y las imágenes cumplen diversas funciones en la decisión, desde transmitir las propiedades del producto hasta la seriedad del vendedor a la hora de presentar sus productos.

Al mismo tiempo hemos de estructurar nuestro contenido de forma clara con un catalogo de productos visible desde el primer momento. En mi caso he colocado las categorías de mis artículos (“riñoneras de piel” y “riñoneras de tela”) en el menú de navegación superior y también en la barra lateral.
Entiendo que en este caso estamos hablando de un e-commerce con pocas categorías, pero da igual: la regla es facilitar todo el contenido de una forma sencilla de entender por el usuario, favoreciendo la compra mediante una clara navegación por categorías y subcategorías, un carrito de la compra bien visible, un buscador interno y un mapa del sitio que ofrezcan la posibilidad de buscar información de forma alternativa.

2.Optimización Interna

También es importante estructurar nuestra información en función de las palabras clave que utiliza nuestro público objetivo, es decir identificando aquellas palabras que nuestros potenciales clientes emplearian para encontrar nuestros artículos en Internet.
En esta etapa podemos realizar un estudio de mercado a través de herramientas para palabras clave gratuitas, como, por ejemplo, la herramienta sugeridora de palabras de búsquedas de AdWords de Google.

Optimizar la ficha de producto es fundamental, dado que su descripción juega un papel importante en los resultados de búsqueda, así como en la decisión de compra. Por eso, hemos de presentar una descripción completa de nuestro producto con detalles que ayuden a la venta.
En cada ficha procuraremos repetir el concepto clave a posicionar, dependiendo de la cantidad de texto de la página y evitando contenido duplicado. De la misma manera optimizaremos la redacción de la etiqueta title y la metaetiqueta description. Yo personalmente en algunas fichas de productos he incluido también vídeos de mis riñoneras, mostrando, por ejemplo, como se abrochan. El vídeo, de hecho, se convierte en una potente arma de persuasión y de construcción de marca, además de crear cercanía con el cliente.

3. Responsive Web Design

Como comentaba antes, todavía hay mejoras por realizar en Riñonera.com. Por ejemplo, he de transformar el tema en responsive web design. ¿No os suena esa palabra? Pues… significa adaptar nuestra página web a la pantalla de cualquier dispositivo desde la pantalla de un ordenador portátil a la de un móvil. El “mobile commerce” es un detalle que en nuestra tienda virtual hemos de tener en cuenta SÍ o SÍ ya que cada vez hay más consumidores que acceden al mundo online a través de un smartphone.

Y bueno… todo esto es sólo el comienzo! Está claro que una vez optimizada nuestra tienda online, el siguiente paso es la parte promocional, es decir aumentar la visibilidad de nuestra Web en los buscadores mediante una adecuada estrategia de linkbuilding. En cualquier e-commerce debemos tener previsto que esto debe hacerse.

En resumen, cuando hablamos de vender por internet, parece posible hacer dinero sin casi hacer nada (y a un bajísimo coste, por supuesto) pero eso no va a pasar si tú no sigues lo que tienes que seguir.

Artículo escrito por Clelia Pennella, fundadora de Riñonera.com y SEO freelance en la empresa de diseño web ExperienceWebDesign. Apasionada del marketing online y adicta al chocolate.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This