medir-google-analytics-eventos

¡A rastrear! Imagen de Pete Aylward

Google Analytics es una herramienta realmente potente, pero claro, a veces nos da tantos datos que no podemos con todos. De hecho, hace muy poquito dediqué un artículo a las métricas básicas de Google Analytics, y hoy voy a ir un poquito más allá para comentarte cinco eventos que deberías rastrear en tu Google Analytics quieras o no quieras, porque te van a dar mucha información.

Así que nada, ahí vamos:

Eventos a trackear en tu Google Analytics

1. Las suscripciones por email

No me canso de repetir que si quieres hacer dinero con tu proyecto, sea de la índole que sea, debes tener una buena lista de email.

Y claro, si quieres que tu lista sea mejor y mayor, lo que puedes hacer es medir con todo lujo de detalles de donde te vienen las conversiones, decir, las suscripciones.

Para ello lo tienes muy fácil, tanto como poner una página de agradecimiento cuando los usuarios se registran y así poder trackear desde qué URLs llegan a ella en Google Analytics.

Fuera de Google Analytics hay otros métodos, de hecho la mayoría de los programas de marketing por email tipo MailChimp o Aweber te pueden dar la URL donde se registran tus usuarios, el caso es medir, medir y volver a medir.

2. Añadir al carro

Si tienes una tienda de comercio electrónico no sólo hay que medir las ventas, sino también las ventas potenciales. Y la mejor forma de rastrear estas ventas potenciales es ver cuántas veces un usuario añade al carrito cada uno de los artículos y al final deja de comprarlos.

La forma de mejorar las ventas según esta métrica es sencilla, mirar los puntos débiles del producto (tu precio contra el de la competencia, los gastos y tiempo de envío, etc…) e ir haciendo modificaciones y ofertas especiales para estos productos que son los más añadidos al carro y menos comprado. Verás como tu rentabilidad aumenta, y mucho.

3. Creación de cuenta

Esta métrica es muy útil para las tiendas de comercio electrónico y los sites en los que el usuario puede o debe crear una cuenta para ver el contenido, y aquí hay no sólo que medir todo lo posible en la creación de la cuenta, sino hacer varias pruebas.

Por ejemplo, puedes tener un ratio de conversión general sobre las visitas que tienes y cuántas terminan con cuenta, a ser posible tener la URL anterior a la creación de cuenta y, lo que es más importante, probar con distintos call to action (cambia posiciones, colores y tipografías) para ir viendo cuál es la que mejor convierte.

Una vez la tengas, nunca pares de probar, el éxito está en la mejora continua.

4. Descargas de contenido

Si haces alguna de las estrategias que te comenté el otro día acerca de realizar buen contenido que no sean artículos de post para tu proyecto, siempre hay que medir las descargas que tienen tus contenidos del tipo ebooks gratis (aunque para estos mejor que tengas suscripción vía email) o whitepapers, porque si no mides el número y calidad de las descargas, no podrás ver tu impacto.

Esta métrica la puedes tener muy fácilmente ofreciendo una página de agradecimiento después de descargar o directamente rastreando el número de veces que se baja el documento.

5. Interacciones sociales

La viralidad siempre se puede aprovechar para vender más, aunque sea en un espacio corto de tiempo, y todos sabemos que en cuanto a viralidad se refiere las redes sociales (sobre todo Twitter) se lleva la palma.

Además, si trackeas correctamente lo que se comparte más y menos en las redes sociales verás qué contenido le interesa más a tu comunidad, y con ello podrás afinar más tu contenido y experimentar nuevas sensaciones.

Este rastreo se puede hacer vía Google Analytics o vía algún plugin para medir las comparticiones sociales en WordPress del estilo a Most Shared Post.

Si te gustó este artículo, no te olvides de suscribirte, ¡que mi lista de email también tiene que crecer!

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This