experto-seo-humo

Experto en SEO, no experto en humo. Imagen: Paul Bence

Sí, ya sé que el titular es efectista a más no poder, pero lo mejor de todo es que en realidad sí que se puede llegar a convertir uno en todo un experto en SEO en siete pasos, cómodos, pero no por ello fáciles.

Me explico: Todo el mundo puede llegar a convertirse en un experto en SEO, somos un nicho que, en el fondo, dista bastante de la alquimia medieval (aunque muchos no me crean cuando lo digo) y, de hecho, la inmensa mayoría de la información que necesitas está a tu alcance de forma totalmente pública.

Experto SEO en 7 pasos, ¡es posible!

Seguramente te estés preguntando cuáles son los siete pasos infalibles para hacerte todo un experto en SEO de los que te estaba hablando, y tranquilo, ¡qué empezamos con ellos justo ahora!

1. Para empezar, hazte un curso de SEO

Si quieres empezar con buen pie y no tienes nada de idea sobre SEO o programación lo mejor es que te hagas un curso sobre posicionamiento web.

Entiéndeme bien, no te digo que te hagas un máster del copón de dos años de duración y 10.000 euros, sé de sobra que no estamos para hacer esas inversiones y, de hecho, los que merecen la pena se cuentan con los dedos de una mano. Lo que te digo es que te hagas un cursito de 3o ó 40 horas en el que te enseñen lo básico sobre el SEO, es decir:

  1. Cómo funcionan realmente los buscadores.
  2. Cómo hacer SEO on-page de manera solvente.
  3. Las estrategias básicas del SEO off-page.

Esto para empezar te dará una visión global del sector y, lo que es más importante, ordenará tu cabeza para los siguientes pasos.

De todas maneras, si eres espabiladete, nativo digital (vamos, que sabes como usar un ordenador, cómo usar programas de forma intuitiva y demás) y tienes tiempo y ganas, te lo puede saltar e ir directamente al segundo punto.

2. Abre tu propio proyecto web

Me duele la boca de decir que un profesional del SEO o del Marketing Online que no tenga un proyecto propio no tiene sentido, de hecho, me parece lo más fundamental de todo, por varias razones:

  • La primera y fundamental es que te hará saber de primera mano cuáles son todos los problemas que se pueden presentar en cada una de las partes del difícil proceso de abrir y consolidar un proyecto web, es decir, te vas a tener que pegar en todos los flancos y, simplemente con ello, vas a aprender mucho.
  • Como veremos en el punto posterior, te servirá para probar muchas cosas divertidas.
  • Además, te posicionará como referente por encima de clientes que puedas tener (si eres autónomo o empresa) o de la empresa en la cuál trabajes (si trabajas por cuenta ajena), es decir, te dará muchas más oportunidades para trabajar, que es lo que todos queremos, ¿verdad?

3. Experimenta en tu proyecto, será tu banco de pruebas

¿Sabes como los que son realmente expertos en SEO o en Marketing Online realizan sus estudios y ven lo que funciona o lo que no funciona? ¡Porque lo prueban en sus proyectos!

Como podrás comprender, liarte a hacer pruebas a ver qué funciona y qué no funciona en el proyecto de un cliente está feo y, de hecho, es bastante contraproducente porque le puedes hacer perder dinero a espuertas, y eso no es lo que queremos (porque te quedarías sin trabajo, claro está).

Sin embargo, en tu proyecto personal puedes hacer todas las pruebas que quieras y medir el resultado de cada una de ellas con un margen para el error mucho más amplio, extrayendo conclusiones y aumentando en sabiduría a cada paso que das, es decir, acercándote a cada paso (acertado o no) a convertirte en un experto SEO, que de eso estamos hablando.

4. Lee, lee, lee y cuestiona

experto-seo-lee

Imagen: Mo Riza

Una vez tienes tu proyecto en marcha y vas haciendo pruebas, otro de los puntos fundamentales para ir aprendiendo más y más sobre SEO es leer en distintas fuentes.

Pero ojo, no sólo hay que leer como quien lee un dogma sagrado que tiene que creerse y listo, ¡ni mucho menos! Lo ideal es que leas a los grandes medios del posicionamiento web e incluso a algún que otro gurú y, una vez leas las tendencias o los trucos y consejos que te puedan dar, los pruebes para ver si funcionan.

Así por un lado verás lo que funciona realmente y lo que no y, por otro lado, podrás ir moldeando tus suscripciones y tu lista de expertos de SEO a los que creer y a los que no, vamos, que es un trabajo dinámico.

De hecho, es uno de los puntos que más sabiduría te va a otorgar, eso sí, hace falta tiempo, no nos vamos a engañar.

5. Sigue a las primeras fuentes, y cuestiona también

Una vez tengas en tu feed RSS y en tu email a los medios y gurús de SEO aún te queda un paso importante: Tener a las primeras fuentes para leer la información de primera mano.

Cuando digo primeras fuentes estoy hablando de tener en tu feed RSS a los distintos blogs de Google que te interesan, así estarás al tanto de las novedades, cambios de algoritmo, penalizaciones y demás.

Aparte de esto, podrás comparar con la información que te dan los grandes medios y los gurús y al menos tendrás tres lecturas distintas sobre lo mismo, con distintos puntos de vista de los que te deberás quedar con lo mejor, ¡viva el espíritu crítico!

6. Mide cada modificación y experimento que hagas

Por muchos cambios y experimentos que hagas no te van a servir de nada de no medir las consecuencias de cada uno de ellos, así que ya sabes.

Para todo experimento que tenga que ver con el tráfico lo tienes muy fácil, tirando de Google Analytics (o Piwik) que te permiten trackear cada cambio y anotar lo que ha ocurrido en cada fecha, para así tener a golpe de vista cómo cambian las tendencias.

Si tus experimentos tienen más que ver con la rentabilidad en lugar del tráfico tendrás que ir a cada programa y medir muy bien los cambios a corto, medio y largo plazo.

Ten en cuenta que sin este paso todos los anteriores no te valdrán para convertirte en un experto en SEO, más bien te servirán para convertirte en un experto probador, pero para eso ya tenemos a simios entrenados en los zoos que lo hacen a las mil maravillas.

7. La maestría se hace esperar

Hay un viejo proverbio chino que dice que “La maestría son 10.000 horas” y, traducido a nuestra causa, que es convertirte en un experto en SEO, lo que viene diciendo es que necesitas trabajo, trabajo y trabajo y, cuando lleves un par de años metido hasta las patas en el sector (en el mejor de los casos un par de años, puede ser más tiempo), podrás empezar a llamarte a ti mismo experto en SEO sin sonrojarte.

Si has llegado hasta aquí y todavía quieres convertirte en un experto en SEO, ¿a qué esperas a suscribirte por email a ReAplicante?

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This