7 ideas infalibles para evitar cancelaciones de suscripción en tu lista de emails
5 (100%) 1 vote

Hoy te presento un post como invitado de María Díaz, de Doppler, que te quiere contar (y muy bien, por cierto) cómo evitar cancelaciones en tus suscriptores.

Como la cosa va para largo, te dejo con ella:

El Email Marketing es la herramienta digital que mayor ROI (Retorno de Inversión) ofrece, y no, no exagero con esto.

Pero también puede llegar a ser tu peor pesadilla cada vez que algunos de tus contactos deciden salirse de tu lista de suscripción.

De modo que si quieres evitar que esto suceda y sacar su máximo provecho, tienes que conocer algunos factores clave que te van a ayudar a alcanzar mejores resultados.

A lo largo de este artículo te iré mostrando tanto las causas más importantes por las que esto puede llegar a ocurrir, como las soluciones y recomendaciones necesarias para combatir cada una de ellas. Así, podrás ir limando tu estrategia e ir disminuyendo tu tasa de abandono poco a poco hasta llegar al punto óptimo.

Además, esta guía te va a servir para mejorar el engagement con tu audiencia e incluso, en algunos casos, para aumentar tu tasa de conversión.

Un último consejo que me gustaría compartir contigo, antes de adentrarnos en el paso a paso: Por experiencia propia, sé que a veces leemos artículos como estos, pensamos que tenemos todo claro, pero luego, entre tantas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de preparar una campaña, terminamos dejando de lado algún factor importante.

Por eso, te recomiendo utilizar esta guía a modo de checklist, tomando en cuenta cada uno de estos siete puntos que te detallo a continuación, y asegurar así una disminución en tu tasa de abandono y, a la vez, un aumento de tu ratio de aperturas.

Claves para evitar las abandonos en tus listas

1. Establece una frecuencia de envíos adecuada

Uno de los mayores motivos por los que los usuarios suelen darse de baja de las listas, es que las marcas envían emails de forma indiscriminada, sin considerar al suscriptor, sus tiempos, sus intereses y demás factores.

No creas que cuantos más envíos hagas, más presencia vas a tener en la mente de tus consumidores. Con esto también puedes llegar a formar una imagen negativa.

Entonces, y esto probablemente lo vayas a leer más de una vez a lo largo del post, prioriza siempre la calidad de cada campaña y no la cantidad que envíos.

Una buena práctica es calendarizar los emails desde principio de año. Entonces, en esta etapa deberás poner bien en claro todas las acciones de marketing que llevarás adelante durante el año.

O por lo menos la mayoría.

Seguramente, vayan a surgir promociones especiales, acciones estacionales (Navidad, día de la mujer, días como el Black Friday) y aniversarios. Además, probablemente vayas a crear contenidos descargables, webinars, acciones con patrocinadores y vayas a participar de eventos, por mencionar algunos ejemplos.

Todas estas acciones demandarán una campaña diferente, y a esto probablemente le sumes un newsletter mensual.

Una vez que tengas en claro todas las acciones, podrás organizar cuáles promocionarás a través del mail y en qué momentos del año ocurrirán, de manera que no saturen a tu audiencia.

Entonces, de aquí se desprenden dos importantes conclusiones. Una, es la importancia de  planificar correctamente tus envíos desde que comienza el año. Esto te va a ayudar a establecer una frecuencia adecuada.

La otra conclusión es que, como ves no hay una frecuencia ideal y adaptable a todos los negocios.

Eso lo establecerás tú mismo, tomando en cuenta el tipo y la cantidad de acciones que tengas planificadas para el periodo que determines, siempre basándote en el comportamiento de tus contactos.

Además, deberás analizar la respuesta de tus suscriptores a cada campaña a través de informes, evaluar cuánto contenido de calidad eres capaz de generar, si tienes o no un blog (ya que si lo tienes, probablemente vayas a enviar tus mejores posts a través de tus correos para darles más difusión) y el tipo de industria en la que estás.

No es lo mismo, si tienes un blog de marketing digital  muy conocido en todo el país, que si tienes una ferretería de barrio.

Si bien en ambos casos vas a generar contenido y vas a hacer uso del email marketing para incrementar tus ventas o tu tráfico, es probable que el primer caso requiera de una mayor frecuencia y las posibles segmentaciones que puedas hacer te permitan hacer más envíos sin agotar a tu base de suscriptores.

Si no tomas en cuenta estos factores y envías campañas sin razón alguna y con contenido de poco valor para tus suscriptores, es muy probable que varios de ellos terminen saliendo de tus listas.

2. Segmenta tus Bases de Datos

Dentro de tu público objetivo, seguramente encuentres diferentes tipos de personas. No solo con respecto a sus datos demográficos, sino también gente con diferentes intereses, necesidades y motivaciones.

Toda la información que puedas recopilar de cada uno de ellos va a a ser crucial para segmentar de forma más efectiva las campañas que envíes.

¿Cómo hacerlo? Tienes varias formas de conocer a tus contactos y debes sacar provecho de cada una de ellas.

Lo primero, es utilizar campos personalizados en tus formularios de suscripción, que te ayuden a obtener los datos básicos de importancia.

Eso sí, no abuses de este recurso porque si diseñas un formulario demasiado extenso, nadie querrá completarlo.

Entonces, piensa bien qué información vas a necesitar realmente para segmentar tus campañas y solicita solo eso al momento de la suscripción.

Por supuesto que esto no es todo.

La segmentación no se trata solamente de separar a tu audiencia entre hombres y mujeres y entre diferentes localidades, va mucho más allá.

Los informes te permitirán conocer más de cerca las características particulares de cada una de tus listas, reflejando aspectos específicos de sus hábitos y estilos de vida, entre otros datos.

Lo siguiente que vas a hacer es estudiar con detenimiento las reacciones de tus suscriptores a campañas anteriores. Deberás saber quiénes han abierto tus mails, quiénes han mostrado mayor interés en ellas o en algún punto específico de ellas (a través de los clicks ejecutados), quiénes prefieren los emails promocionales y a quiénes solo les interesan tus contenidos descargables.

A esto sumaremos toda otra información que te pueda ayudar para establecer parámetros que permitan segmentar mejor tus siguientes envíos.

Por último, puedes considerar el comportamiento de compra en tu sitio. Por ejemplo, qué tipo de productos adquiere cada persona, cuánto suele gastar un determinado usuario cada vez que convierte, qué contenidos le interesan si es que se trata de un blog, etc.

A medida que vayas obteniendo información sobre tus clientes o leads, puedes ir automatizando campañas para hacer el trabajo de segmentación de una forma más eficiente.

Por ejemplo, cada vez que una persona compre un móvil, le llegará luego una oferta para adquirir una funda para el modelo que acaba de comprar.

Con respecto a quienes abren tus emails pero no hacen click en ningún enlace, deberías analizar cuán atractivo está resultando el contenido que envías o los CTAs que utilizas y probar otras estrategias.

Conclusiones aquí:

Segmenta según los datos demográficos de tus suscriptores, sus comportamientos en campañas anteriores y sus hábitos de compra.

3. Utiliza diferentes listas

Existen múltiples caminos para generar nuevos leads y probablemente tú utilices más de uno.

Por ejemplo, puede que alguien se suscriba a tus listas para recibir mensualmente tus newsletters, mientras que otros lo hagan para estar al tanto de tus próximos eventos y que otros lo hagan para recibir ofertas especiales.

En este punto, es fundamental que respetes el deseo y la decisión de cada una de estas personas. De otra manera, probablemente le comiences a enviar campañas que no sean relevantes para ellos, terminen perdiendo interés y por eso se eliminen de tus listas.

Para lograrlo, deberás hacer que cada formulario alimente una lista diferente.

Si tienes uno en tu sección de contenidos descargables, cuando vayas a lanzar un material nuevo o si quieres promocionar uno más antiguo, utilizarás esa lista.

¿Existen las excepciones? Claro que sí.

Hay algunas situaciones muy particulares, ante los cuales se puede usar toda la base de datos.

Por ejemplo, si vas a llevar adelante un evento muy importante, que se realiza una vez al año y para el cual quieres convocar absolutamente a toda tu comunidad.

Pero como decía antes, se trata de excepciones. Para el resto de los envíos, debes considerar la razón por la cual la persona se suscribió a tu lista y hacerle llegar solamente campañas vinculadas al tema por el cual se dio de alta.

De otra manera, la tasa de abandono de tus listas va a ser  nuevamente un camino muy probable.

4. No permitas que tus suscriptores olviden quién eres

Mal que nos pese a quienes invertimos mucho tiempo diseñando estrategias de maduración de leads, creando contenidos y enviando campañas, existen varios motivos por los que un contacto puede no saber quién eres al momento de recibir tu comunicación.

El primero y más preocupante es que no lo sepa porque nunca se haya suscrito a tus listas. Esto podría darse si, en vez de seguir las reglas del Marketing del Permiso, compraras tus bases de datos.

Si aún no lo sabías, es hora de que sepas que comprar este tipo de listas es ilegal en muchos países. Pero no solo eso, además es totalmente contraproducente para tu estrategia de email marketing.

¿Por qué? Porque estarás gastando dinero y recursos en personas que probablemente no estén interesadas en lo que ofreces, en direcciones que no existen, y finalmente solo ganarás gente que termine considerándote un spammer.

Por eso, recuerda siempre obtener previamente el consentimiento de tus potenciales clientes antes de dedicarles acciones de mercadeo.

Aunque conlleve más esfuerzo, el retorno que obtendrás será exponencialmente mayor.

Ahora bien, si tu base de datos fue construida mediante formularios, ¿puede ocurrir que tu suscriptor no sepa quién eres?

Sí, puede ser que esto pase. Y en general, tiene que ver con dos razones principales.

  • Una de ellas es que no hayan recibido un email de bienvenida de tu parte cuando éstos se suscribieron a tu lista, por lo que haya pasado entonces un tiempo hasta que recibieron noticias tuyas. Esto es una mala práctica porque cuando esa persona reciba tu primer email, puede que ya se haya olvidado de su suscripción, y de ti.
  • También puede ser que envíes este primer correo pero que después no mantengas una frecuencia para hacer el resto de tus envíos. Si este es tu caso, es hora de cambiar la estrategia. Trata de mantenerlos al tanto sobre las novedades de tu empresa o negocio.

No te preocupes si tu base es aún muy pequeña; aunque sean 10 leads, debes cuidarlos.

Y para hacerlo, mantente siempre presente en sus mentes, a través de campañas atractivas y con contenido de calidad.

Volviendo a uno de los primeros puntos de los que hablamos, los envíos indiscriminados son una muy mala práctica, pero tu ausencia también lo será.

Envía siempre un email de bienvenida a tus nuevos suscriptores (puedes automatizarlos), cuéntales en él qué beneficios obtendrán por ser parte de tus listas y ayúdales a sacar el máximo provecho de tu sitio o blog.

Luego, no te duermas en los laureles, y continúa alimentando este vínculo a través de diferentes tipos de campañas para evitar que un día llegue una pieza tuya a su bandeja de entrada, no te reconozca y decida salir de tus listas.

5. Concéntrate en el contenido de calidad

Muchas veces la ansiedad por incrementar los niveles de facturación, hacen que uno pierda el enfoque para pensar en las estrategias más adecuadas.

Si lo que buscas es obtener un nivel sostenido de ingresos, el foco debe estar en mantener una base de datos bien fidelizada.

Es un camino más largo pero mucho más rentable. Y para alcanzar buenos resultados, la mejor estrategia es la generación de contenidos de calidad.

Si logras conservar el interés de tus suscriptores en los materiales que envías, lo primero que lograrás es que no se salgan de tus listas porque van a querer continuar recibiendo ese tipo de contenidos.

Pero además, alcanzarás una base de datos mucho más fidelizada y esto será clave para que cada vez que a tus leads se les presente la necesidad o deseo de obtener un producto que tú ofreces, seas su primera opción.

Es importante que busques convertirte en su mayor referente para tu segmento de mercado; logrando que cada vez que un lead tuyo tenga una duda, busque tu blog.

Una buena práctica es pensar cuáles son las mayores inquietudes que tu audiencia pueda tener y crear contenidos que den respuesta a esas preguntas.

Puedes ayudarte de herramientas como Google Keyword Planner o SemRush para saber qué está buscando la gente y escribir sobre esas temáticas. Así, seguramente tus emails resultarán más interesantes.

Es entendible que también quieras enviar campañas promocionales y está muy bien; pero que no sean las únicas.

Utiliza tus envíos también para facilitar materiales descargables gratuitos sobre temas de interés, para comentar las últimas noticias sobre tu empresa o tu sector, para enviar las actualizaciones de tu Blog, etc.

Lo importante es que tu suscriptor no sienta que solo quieres venderle, sino que sepa que es importante para ti. Y la mejor forma de demostrárselo es tomándolo en cuenta, considerando sus intereses y satisfaciendo sus inquietudes. Tampoco cuesta tanto y verdaderamente vale la pena.

Una manera de evitar la desuscripción, entonces, es brindar permanentemente información sobre temas de interés para ese nicho específico.

6. Ofrece diseños atractivos

¿Sabes cuánto tarda una persona en juzgar tu email?

Un par de segundos.

Es importante entonces que no falles en el asunto primero, y en el diseño de tu Email después.

Tu suscriptor abrirá el correo y, según la impresión que le de, va a decidir cerrarlo inmediatamente (y quizá eliminarse en ese mismo momento de tu lista de correo) o abrirlo y comenzar a leer tu contenido.

Debes encargarte de que tus mails luzcan profesionales, atractivos y cuidados.

Para eso, puedes usar plantillas pre-diseñadas si no cuentas con un equipo de diseño que prepare tus diseños o, según cuál sea tu objetivo, puedes usar solo texto.

No dejes de considerar esta última opción, que es la preferida de muchos de los más exitosos marketers. A veces es útil para lograr una llegada más personal y cálida hacia tu suscriptor.

Piensa bien qué quieres lograr con tu Email y en base a eso, puedes escoger un atractivo HTML o una campaña de solo texto, firmada por una persona real.

Incluso en este último caso, debes asegurarte de que el contenido luzca ordenado, bien redactado, sin extensos párrafos y brindar a tus contactos una mejor experiencia.

7. Diseña siempre en formatos responsive

Esto ya no debería ser un tema de discusión. Pero, por si acaso, y porque quiero mencionar cada ítem que pueda llevarte a la remoción de tus suscriptores, lo voy a decir.

Todas y cada una de tus campañas deben ser siempre Responsive.

Piensa en ti mismo; la cantidad de emails que abres a diario desde tus diferentes dispositivos. Móviles, ordenadores, tablets.

¿Y qué ocurre si una de esas piezas no puedes visualizarlas correctamente? Seguramente no querrás abrir más correos de ese remitente.

Bueno, todo eso es lo que tú quieres evitar con tus envíos. Así que, no lo dudes y haz lo que tengas que hacer para que tus suscriptores puedan visualizar siempre todos tus emails, desde todos sus dispositivos.

¡Ah! Y no olvides testearlas antes de hacer el envío. De esta manera, podrás saber si estos mails se ven correctamente desde todos los clientes de correo (Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.) y desde todas las marcas de dispositivos.

¿No puedes testearlos todos? Es entendible, pero hazlo con todos los que tengas a tu alcance para asegurar mejores resultados.

Resumen
Ideas para evitar bajas en tu lista de emails
Nombre del artículo
Ideas para evitar bajas en tu lista de emails
Descripción
7 ideas infalibles para que bajes la tasa de abandono de tu lista de emails, es decir, para que no pierdas suscriptores, ¡con lo que cuesta ganarlos!
Autor
Quien publica
ReAplicante
Logo del que publica