usar-linkedin-cuando-tienes-trabajo

¡No te duermas en los laureles!

Todos sabemos que LinkedIn es la red social número uno a la hora de encontrar trabajo, pero entonces, ¿por qué utilizar esta aplicación cuando ya lo tienes?. No te dejes engañar, utilizar LinkedIn cuando tienes un puesto de trabajo puede darte muchas alegrías a medio plazo y, lo mejor de todo, gastando muy poquito tiempo en ello, ¿no te lo crees?, aquí te dejo una lista de recomendaciones.

Estar en el mercado

Ten algo presente: es mucho más fácil buscar trabajo cuando lo tienes que cuando no. Es algo lógico, las empresas creen más a alguien que ya está empleado que a alguien que no lo está, es una garantía de que estás en el mercado, integrado perfectamente en una empresa, y que tienes ambición por cambiar (lo siento por los parados, pero es algo totalmente cierto), así que, si quieres cambiar de trabajo o bien aumentar tu red de contactos, es bastante bueno que estés activo por uno u otro lado.

Relaciones de trabajo

LinkedIn se basa en relaciones de trabajo, y estas relaciones se consiguen cuando estás trabajando, así que, si conoces a distintas personas a lo largo de tu día a día, haz lo posible por agregarlas a LinkedIn. Es un proceso en el que puedes tardar en torno a un minuto y con él conseguirás un buen puñado de contactos de calidad según avance el tiempo y, cuando menos lo esperes, habrás pasado de los 500 contactos, además, con una calidad extraordinaria, ya que son personas que te conocen personalmente, y eso es mucho.

Recomienda

Un perfil con recomendaciones fiables es un perfil para enseñar cuando te presentas candidato a algún trabajo, y bien, ¿qué hay que hacer para conseguir recomendaciones?, sencillo, recomendar a los contactos con los que has trabajado y te has sentido a gusto, ya verás como si la relación ha sido provechosa por ambas partes te van cayendo a ti también las recomendaciones.

Una vez tengas varias recomendaciones de calidad, no dudes en incluir tu perfil de LinkedIn como enlace en tu Curriculum Vitae a la hora de conseguir un trabajo, dará peso al mismo.

Actualiza tu perfil

No hace falta que lo hagas todos los días ni de lejos, pero cada vez que hagas un curso, estés en un proyecto distinto o bien tomes nuevas responsabilidades no dudes en ponerlo en tu perfil de LinkedIn, ya que cuanto más actualizado y honesto sea, mucho mejor.

Además, manteniendo tu perfil actualizado tus contactos verán que te estás moviendo y que estás haciendo cosas distintas, y lo más normal es que piensen (y con buen criterio): este tipo es buen trabajador.

Aumenta tus contactos

Para esto te recomiendo que uses los grupos, siempre hay gente interesante en ellos y, cuando veas a este tipo de gente, no lo dudes y agrégalos como contactos, seguro que te son útiles ya que estar contactados con personas relevantes te hace tener un apoyo en todas las acciones que emprendas y, además, podrás aprender de los mejores.

Esto es algo en lo que tampoco se tarda más de un par de minutos, pero si lo haces todos los días, y vas agregando a contactos poquito a poco, verás como tu red crece, podrás interaccionar con ellos y fomentar relaciones que a buen seguro te ayuden cuando quieras conseguir un trabajo nuevo.

En definitiva, LinkedIn es una excelente herramienta para buscar trabajo y para fomentar las relaciones entre profesionales, por lo tanto, no tienes que subestimarlo y cuidarlo día a día (como si fuera un flor) para que así, cuando lo necesites realmente, te pueda echar una mano.

Por último, si quieres agregarme a LinkedIn, ando por aquí.

 

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This