sputnik

El Sputnik en todo su esplendor, imagen por Paukrus

Hace muy poco tiempo hice un artículo para intentar aconsejarte sobre cómo hacer de largos tus artículos, y hoy vuelvo a la carga con el mismo tema porque, ¿es mejor hacer post largos o cortos? Más allá de suposiciones y elucubraciones, vamos a meternos en harina:

¿Qué es un post largo y qué es un post corto?

Antes de ver si es mejor hacer post largos o cortos, hay que definir cada uno de ellos, porque esto de Internet corre como un Sputnik y nos quedamos desactualizados en menos que pestañeamos.

Pues bien, a día de hoy (es decir, a finales de abril de 2.014) podemos considerar un post largo el que va más allá de 500 ó 600 palabras, que es más o menos lo que viene siendo un folio en una letra normal (Times New Roman a 12 píxeles, por ejemplo), y un post corto el que va entre las 300 palabras y las 600 de rigor.

Por otro lado, desde la salida de Google Panda, los artículos de menos de 300 palabras tienen muchos, muchos problemas para posicionar, tanto que, a efectos prácticos, sirven para muy poquito, además de para notificar alguna noticia que sabes que va a tener muy poquito tiempo útil de vida, así que, por comodidad, voy a pasar de ellos bastante.

Ventajas e inconvenientes de los posts largos

Y ahora, ya que sabemos de qué longitud estamos hablando, vamos a meternos con las ventajas y los inconvenientes de los post largos:

Ventajas de los post largos

Los post largos tienen infinidad de ventajas, entre las más importantes están:

deep-blue-sea

Artículos profundos como Deep Blue Sea (toma ya)

  1. La primera ventaja ineludible es que los post largos posicionan mejor, de hecho, varios estudios hechos en el último año han certificado que posiciona mejor un artículo largo que la misma serie pero puesta en varios artículos cortos, esto es así porque, si manejas bien la maquetación y la escritura, al escribir un texto largo puedes tunearlo para dar más señales de SEO y, por consiguiente, subir posiciones.
  2. La segunda ventaja es que los artículos más largos dan un tiempo de estancia más largo (siempre que no aburras hasta la saciedad a tu audiencia, claro está), y este tiempo de estancia mayor va ayudar a tu site, no sólo en cuestiones de posicionamiento, sino en cuestiones de conversiones, lo que es mucho más importante.
  3. Siguiendo con ventajas, puedes hacer artículos en profundidad, lo cual hace aumentar tu credibilidad y tu posición de referente en tu nicho de mercado, y eso, mi pequeño padawan, no se paga con dinero.
  4. El buen contenido extenso, documentado y molón atrae los enlaces de calidad, y esos enlaces de calidad son los que van a hacer que subas varios niveles en todas las facetas de proyecto, desde el tráfico hasta el SEO o la rentabilidad, de hecho, como habrás podido darte cuenta, las cuatro ventajas se retroalimentan mutuamente.

Inconvenientes de los post largos

Pero claro, no es oro todo lo que reluce…

  1. La principal pega es que el usuario no siempre tiene el tiempo (ni las ganas) de leer un artículo largo, así que, si no lo maquetas realmente bien y lo haces legible, vas a tener un epic fail en toda regla.
  2. Un artículo largo por definición es menos viral y menos “compartible” que uno corto, con lo cuál vas a perder interacción fuera de tu site, son raros los casos en los cuáles un artículo en profundidad de 1.500 palabras lo peta en redes sociales, ¿te acuerdas de alguno? Pues eso…
  3. La longitud del artículo posibilita un mejor posicionamiento, pero no te lo otorga por arte de magia, es decir, te lo tienes que currar durante mucho más tiempo que con un artículo corto para que sea aparente.

Ventajas e inconvenientes de los artículos cortos

Y ahora vamos con el hermano pequeño: Los post cortos, ahí vamos:

Ventajas de los post cortos

mobile-friendly

Los post cortos son más mobile friendly

Hacer post cortitos y manejables también tiene una buena cantidad de ventajas, entre las que están:

  1. La mayoría de la gente no lee un artículo, lo escanea a través de las imágenes, los vídeos, las animaciones, los encabezados y las negritas, así que con un artículo corto se lo vas a poner mucho más fácil para seguirte.
  2. Además, por definición los artículos cortos son más mobile-friendly, es decir, se llevan mejor con los dispositivos móviles, y no quiero decir con el sistema operativo, sino con el usuario que los lee porque, como bien sabrás, pocos leemos miles y miles de palabras en un autobús, en el metro, o en el baño.
  3. Son potencialmente más virales, tanto los vídeos cortos como los artículos cortos, a fin de cuentas, ¡nadie tiene tiempo que perder!

Inconvenientes de los post cortos

  1. La falta de información es la principal lacra de los artículos cortos, es decir, por mucho que quieras, no puedes meter muchos datos en 300 palabras, ¿verdad? Y claro, esa falta de información hará que, si al usuario le interesa el tema, se vaya a otro sitio a buscarla.
  2. Los artículos cortos posicionan peor que los artículos largos por lógica aristotélica, de hecho, Marcus Sheridan lo resumió en: “Si Google tiene que elegir entre dos artículos, uno de ellos con un tiempo de estancia de 45 segundos y otro de 4,5 minutos, ¿cuál mostrará?”.
  3. Es más complicado diferenciarse como medio, blogger o referente con artículos cortos, simplemente porque no te da el espacio para ello, y claro, no tener identidad propia en Internet es cavar tu propia tumba rápidamente.

Entonces, ¿hago artículos cortos o artículos largos? ¡Ayúdame!

Pues tengo que decirte que lo mejor para todo proyecto es que mezcles ambos, y así tendrás todo lo bueno de cada uno de ellos sin perderte nada, por ejemplo:

  • Si vas a dar noticias lo mejor es que uses post cortitos, de 250 a 350 palabras, ya que las noticias tienen un tiempo de vida MUY corto (¿6 horas? ¿12 quizá?) y debes aprovechar todos tus esfuerzos en la promoción y viralidad de la misma antes de que se desvanezca en La Noche de los Tiempos™.
  • Por otro lado, si quieres crecer la mayoría de los artículos de tu site deben ser atemporales, y con ellos no te queda otra que intentar posicionarlos bien, y para ello lo mejor es escribir artículos largos centrándote en la maquetación y la profundidad de la información.

Si no te convencían los artículos largos y llegaste hasta aquí, tengo que decirte que vas por más de mil palabras, ¿sorprendido? Pues no se te olvide suscribirte por email (tienes el widget un poquito más abajo, haciendo scroll…).

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This