No te voy a engañar, una tienda virtual tiene un montón de problemas o, mejor dicho, de problemática a la hora de montarla, ya que es un site que lo ideal es que tenga un montón de landing pages bien entendidas, es decir, como páginas de aterrizaje clásicas, no como elementos de conversión monoproducto y, además de esto, debes tener un quintal de URLs, normalmente miles de ellas.

Pues bien, en el post de hoy quiero hacerte ver cuáles son los cinco problemas a los que te enfrentarás casi seguro en tu tienda virtual sea del tamaño y nicho de mercado que sea y, además, cómo solucionarlo.

Esto sin meternos en conversión, que de esto ya escribí un artículo hace tiempo, ¿te acuerdas de él?

Problemas de tu tienda virtual antes de que el usuario empiece con el pago

Como la cosa ya te vaticino que va a ir para largo (ya sabes que últimamente me salen los post apañaditos de longitud), vamos sin más dilación a por ella.

1. Tus descripciones de producto son más de lo mismo

Lo pongo el primero de la lista porque es donde más tiempo vas a gastar, y con razón. Ten en cuenta que a día de hoy, entre proyectos de dropshipping y los ERPs conectados a Prestashops y Magentos de la vida, al final tenemos en el 90% de las tiendas las mismas descripciones.

Como bien sabrás, esto a Google no es que le haga una especial ilusión y, de hecho, lo normal es que las descripciones de producto que él considera duplicadas (es decir, todas las que integras vía herramienta de un ERP, sea el que sea) no las tenga en cuenta, llegando incluso a penalizar por arte y milagro de Panda.

A esto le tienes que unir que prácticamente todos los nichos de mercado empiezan a ser cada vez más y más competidos, ya que cada vez hay más webmasters por un lado y propietarios de tiendas físicas por otro que se ponen a la aventura de comenzar un ecommerce.

Total, que a día de hoy, o haces las cosas bien, o estás bastante abocado al fracaso.

¿Cómo soluciono las descripciones de producto chungas

Pues es bastante sencillo, pero además es bastante costoso y ya te adelanto que no te va a gustar demasiado: La solución es escribir una descripción única y original para cada uno de tus productos, a ser posible bien extensa y sin que eso mate la conversión de la tienda virtual.

Casi nada, ¿verdad? Pues a día de hoy no te queda otra. Vas a sudar tinta, pero es la única opción que tienes para más adelante sudar billetes…

2. Tus páginas de producto no están optimizadas

Bien, ya tienes el tema de las descripciones solventado, ¿creías que te ibas a librar tan “fácilmente” de los problemas?

Pues no, aún hay mucha tela que cortar para que tienda virtual esté al máximo nivel.

Antes de nada, cuando me refiero a que tus páginas de producto no están optimizadas es en una base muy clara, por ejemplo:

  • Le faltan reviews del usuario, algo que hará que tu contenido se actualice a los ojos de Google mucho más que si tuvieras que poner énfasis en cada uno de tus productos cada poquito tiempo.
  • Por otro lado, también le falta que el contenido esté orientado a las palabras clave que te interesa posicionar, porque una cosa es realizar un contenido de calidad, y otro muy distinto es hacerlo de calidad para Google.
  • Por último, ¿has oído hablar que además de las meta etiquetas clásicas como el title o la description hay otras como los formatos enriquecidos? Pues deberías…

Solución a los productos sin optimizar

La solución a las reviews es relativamente fácil, ya que sólo tienes que abrir la sección de comentarios y puntuaciones que a buen seguro trae tu PrestaShop y dejar que tu comunidad haga el resto, pero, ¿qué haces con el resto?

Pues con el contenido orientado a palabras clave debes hacer estudios sobre las keyword de tu sector y productos para saber qué es exactamente lo que está buscando el usuario para dárselo de la forma más coherente (es decir, si tu usuario busca ruedas, no optimices para neumáticos, por ejemplo).

Para el tema de formatos enriquecidos también lo tienes fácil: Sólo tienes que instaurar un plugin para poder añadirlos en PrestaShop, Magento, WooCommerce y compañía y podrás poner desde el precio o una foto del artículo en el buscador hasta las estrellitas de review o si lo tienes disponible en stock. Una maravilla al alcance de todos.

3. Tu estructura de enlaces internos da bastante penica

Una parte muy olvidada e infravalorada en el mundo del SEO, y más en cuanto a tiendas virtuales se refiere son los enlaces internos.

Antes de empezar: Un enlace interno no es ni más ni menos que un enlace que se pone entre dos páginas de tu mismo site, y parece una chorrada en la teoría pero en la práctica no lo es tanto, ya verás…

Un enlace interno nos permite pasar relevancia (linkjuice) desde un artículo o página de producto hacia otro y, si no los tomamos al pie de la letra, podemos conseguir que los artículos que queremos posicionar porque tienen un mayor número de búsquedas o un mayor margen para nosotros gracias a alimentarlos de un mayor número de enlaces internos.

Vamos, que puede darte una ayudita en temas de SEO muy importante y lo estás desperdiciando, algo que está muy, muy feo.

Solución a tus enlaces internos

Si quieres aumentar la relevancia que te dan tus propios enlaces internos tienes una parte automática y otra que no lo es tanto.

La parte automática (y que menos da) es que pongas módulos de artículos relacionados y los últimos productos que añadiste a la tienda en todas las páginas de producto, y así llevarás algo de relevancia de unos productos a otros en una escala más o menos fija.

Pero claro, estos enlaces no serán del todo contextuales ya que, en lugar de estar rodeados de texto, estarán rodeados de más enlaces, y Google no los querrá tanto como los que están en el contenido.

Ahora bien, la segunda parte de este trabajo es ir uno a uno por las páginas de producto y categoría para poner en cada una de ellas entre uno y tres enlaces a otros productos, poniendo más enlaces sobre los que quieres hacer más hincapié en su posicionamiento.

Mucho más sencillo de lo que creías, ¿verdad?

4. Tus URLs no merecen la pena al buscador (ni al usuario)

Algo que pasa en muchas tiendas virtuales, además de a las que chupan datos de un ERP a las que se hacen de forma más o menos automatizada, es que la URL de producto no es ni más ni menos que una copia del título con guiones medios.

Pues bien, tengo que decirte que esto no lo va a querer ni el buscador ni el usuario, porque rompe bastante las reglas de cómo tiene que ser una URL para que te ayude.

Ten en cuenta que al realizar esta práctica estás metiendo un montón de artículos y palabras en la URL que no te ayudan en nada a posicionar, añadiendo ruido y más ruido pero sin dar una información fiable.

Además, tengo seguro que en más de la mitad de las ocasiones esta automatización se va a cargar la prominencia de la palabra clave a posicionar en URL (además de en tu etiqueta Title), lo que te va a quitar un potencial a la hora de posicionar mucho mayor al que te imaginas.

Solución para las URLs

Si tu tienda ya está funcionando (lo que es muy normal si estás leyendo este post), la solución vuelve a ser un poquito tediosa, te comento:

  • Lo primero que debes hacer es cambiar una URL a algo que sea corto, conciso y con la palabra clave a posicionar lo más a la izquierda posible.
  • Una vez lo tengas deberás cambiar el htaccess para hacer una redirección 301 de la URL antigua a la nueva. Sí, con cada URL y al tiempo que la cambias.

Con esto harás que Google te reindexe mucho más rápido y de forma muy fiable y, además, no perderás ni gota de relevancia en el proceso.

Y si aún no tienes la tienda en producción, sólo te tienes que quedar con la primera parte porque, al no tener URLs publicadas, no tienes que redireccionarlas. Qué suerte, ¿verdad?

Pensando en SEM

Uno de los pilares básicos de crecimiento de una tienda virtual (y un gran problema si no lo haces) es tener un crecimiento sostenible, y para eso te va a ayudar durante todo el proceso el SEM basado en AdWords y en Google Shopping.

Ni que decir tiene que esa ayuda va a ser imprescindible en la primera parte del proyecto (hasta el mes 12 más o menos), pero luego no se va a quedar en algo residual ya que, de tu presupuesto en marketing, aproximadamente el 40% debería ir directito a las arcas de Google.

Gracias a esto vas a conseguir dos grandes cosas: De primeras vas a conseguir clientes y, si te lo curras, incluso vas a tener un ROI positivo y, lo más importante, vas a poder hacer vía email marketing que te vuelvan a comprar, y en esa segunda compra vas a tener una rentabilidad mucho mayor.

Por otro lado, también vas a tener la posibilidad de hacer remarketing (estándar o dinámico) y gracias a esto vas a tener compras mucho más baratas.

Solución a pensar en SEM

Cuando hagas el contenido y optimices las páginas de producto de tu site no pienses sólo en cómo se van a ver en temas de SEO, también debes fijate si cumples con los cánones del SEM para que la venta te salga lo más barata posible vía AdWords.

¿Problemas en tu tienda de comercio electrónico? ¡Ya será menos!

Como ves, estos son una serie de problemas para tu eCommerce que estoy seguro que todo el que haya emprendido con uno se ha topado antes o después, así que mejor conocerlos cuanto antes.

Eso sí, una vez los vayas optimizando y vayan cayendo ventas (ten siempre en cuenta que una estrategia de SEO va a medio/largo plazo) aún te queda optimizar el embudo de ventas, para así tener más conversiones y más facturación con el mismo tráfico, y ahí es donde vendrán los problemas reales…

¿Qué te pareció el post? No seas vergonzoso…

Resumen
Nombre del artículo
5 problemas de las tiendas virtuales que debes solucionar
Descripción
5 problemas que tienen todas las tiendas virtuales antes del embudo de compra junto con sus soluciones, ¿a qué esperas?
Autor
4/5 (1)

¿Valoras el post?

Shares
Share This