kei-seo-gato-ordenador

Que el KEI no te quite el sueño

Mucha inicial en el título, ¿no crees?. Este post viene porque mucho se habla de KEI, ya que es un concepto clave en el mundillo del posicionamiento, pero, mira tu por donde, aún no había explicado qué es el KEI y para qué sirve en el SEO, un post que seguro que ayuda a los que estáis empezando con esto del SEO, o bien a los que sencillamente oyen campanas, pero nada más.

En fin, a lo que íbamos, el KEI no son más que unas iniciales de un palabro en inglés que es Keyword Effectiveness Index, es decir, en castellano “Índice de efectividad de palabras clave” y mide, como su propio nombre indica como es de efectiva una palabra clave en términos absolutos.

Para calcularlo basta con una sencilla fórmula matemática que combina el número total de búsquedas mensuales de la palabra clave y por otro lado el número de páginas web que compiten por ella, de tal manera:

KEI = (número total de búsquedas mensuales)^2/páginas web que compiten por esa palabra

¿Qué quiere decir la fórmula del KEI?

Y bien, para los que sois de letras, ¿qué quiere decir esto?, sencillo, al dividir un número de búsquedas entre las páginas que compiten (elevarlo al cuadrado no es más que un factor para que el número resultante sea más sencillo de utilizar) lo que estamos haciendo es ver la competencia que tiene una palabra clave en términos absolutos.

Cuanto mayor sea el número del KEI, más búsquedas tendrá la palabra clave y menos competencia, es decir, será más rentable y una mejor opción a la hora de posicionar, y al contrario, cuando el KEI es pequeño significa o bien que la palabra clave no tiene apenas búsquedas mensuales, o bien que la competencia es feroz por ella, en definitivas cuentas: que va a ser muy duro intentar posicionar por ella, y probablemente no tan rentable.

¿Cuándo el KEI es grande?

El estándar nos dice que las palabras clave con un KEI mayor a 2 ya son dignas de tener en cuenta, aunque hay palabras con un KEI mucho mayor, del orden de magnitud de 100 e incluso de 1.000, lo normal es que las palabras clave anden en números mucho más modestos. Por supuesto, si encuentras una KEI relevante para tu site elevado, ve a por ella.

¿Y hay excepciones?

Muchas, ten en cuenta que en esta fórmula la relevancia y el posicionamiento de los sitios con los que compites no importa, los trata a todos igual, y todos sabemos que la realidad funciona de otra manera.

De hecho, hay una corriente (digna de mención) en cuanto al posicionamiento que dice que da igual cuantas páginas webs compitan por una palabra clave, ya que tú sólo estás compitiendo por las 10 primeras, el resto “no las va a ver casi nadie”. Razón no les falta, está más que probado que lo normal es que un usuario no pase de la página uno del SERP.

Por otro lado, siguiendo con la explicación anterior, en realidad hay muchas excepciones porque, con que haya 10 resultados realmente potentes para una palabra clave por la que quieres competir ya te será duro estar entre ellos, no necesitas millones y millones.

De todas maneras, el KEI es un concepto muy útil para hacer un estudio preliminar y saber por donde debes moverte, realizar pruebas y tenerlo muy en cuenta, eso sí, siempre con precaución.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This