que-es-growth-hacking

Créditos de imagen: Frederik Hermann

Desde hace unos meses sobre todo en Estados Unidos se viene hablando del Growth Hacking y lo buenísimo que es para las empresas pero claro, en España muy poquitos nos manejamos con el término y menos son los que lo han adoptado para sus proyectos, y por eso surge el artículo de hoy, así que, vamos a ello.

Definición de Growth Hacking, las cosas claras

La primera referencia a qué es el Growth Hacking y a su término la encontramos en el año 2.010 en un artículo de un blog yankee aislado, así que es realmente creciente y, aún así, está tomando mucha fuerza.

Entre las definiciones hay varias, pero te voy a traducir (de andar por casa) la primera que se le dio a este concepto:

Es una persona que realmente ve el Norte en cuestiones de crecimiento. Todo lo que hace está consensuado por su impacto potencial en un crecimiento elevado.

La definición en sí es muy mona pero, en palabras más llanas podemos decir que Growth Hacking viene de Growth, que es crecer, y Hack, que básicamente es modificar una máquina o programa para un uso beneficioso o perjudicial.

Si juntamos los dos conceptos lo que no da es uno nuevo, y podemos decir que el Growth Hacking es una forma de ver un proyecto en términos globales en la que cada acción que se lleva a cabo se hace para conseguir viralidad en el crecimiento en usuarios, y por ello se debe cuidar meticulosamente los detalles de cada acción.

En la actualidad se están premiando mucho este tipo de perfiles en USA (y de aquí a un tiempo ya los tendremos presentes en España, que siempre vamos bastante tarde en esto) porque conjugan una alta rentabilidad gracias al conocimiento de los canales de venta y a pensamiento fuera de la caja, con un coste bastante reducido, lo cuál hace que la figura del Growth Hacker esté asociada a una start-up que no tiene miles de euros para invertir en publicidad, y se las tiene que apañar para llamar la atención.

Cualidades del Growth Hacking

Para ser un buen Growth Hacker o bien tener una estrategia de Growth Hacking efectiva hacen falta varias cualidades, entre las más importantes están:

Conocimiento de los canales de venta

Lo primero de todo: El Growth Hacking va de la mano al conocimiento de los canales de venta, es decir, un buen Growth Hacker conocerá los canales de venta al dedillo, con todos sus pormenores y con las estrategias, técnicas y pasos que mejor funcionan en  cada caso, para así saber explotar en cada momento de la estrategia lo que dé unos mayores beneficios en cuestiones de crecimiento de usuarios, que es lo que estamos buscando.

Creatividad en las campañas

Por otro lado y en contraposición con el conocimiento está la creatividad, y un buen Growth Hacking debe ser realmente creativo para, utilizando las mismas herramientas que el resto, obtener unos resultados mucho mejores. Es decir, es la parte que es realmente “fuera de la caja” de la estrategia, pensar qué más nos puede ofrecer cada canal, cada acción y darle vueltas de tuerca al asunto.

Capacidad analítica

Después de la tempestad creativa debemos ser analíticos para así poder medir con toda la exactitud que podamos (y más) el impacto a corto, medio y largo plazo de cada campaña en las que está inmersa la empresa, y ahí tendremos la clave de si el Growth Hacking está funcionando como teníamos pensado o es un fracaso absoluto.

Mejora continua

Sea como fuere, una vez se agota una campaña hay que comenzar otra y por muy bien que haya ido, siempre puede ir mejor. Este espíritu crítico y muy de los entornos industriales de producción como es la mejora continua hará mucho bien a la estrategia de Growth Hacking, tanto que es fundamental para seguir creciendo.

Ejemplos de Growth Hacking

Ejemplos claros de técnicas de Growth Hacking tangibles son:

  • La estrategia de DropBox de ofrecerte más Gigas de espacio gratis cada vez que te traigas a un amigo a la plataforma, que no deja de ser un programa de afiliación con pago en especie pero con muchas vueltas de tuerca.
  • Groupon es el vivo ejemplo del Growth Hacking, de hecho, cada nueva acción y funcionalidad la sigue pensando con esta filosofía, una acción diferencial para ellos fue la posibilidad de comprar cupones para un amigo, o comprar cupones para varias personas.
  • LinkedIn permitió a sus usuarios crear perfiles públicos que son indexables por el buscador, diferenciándolos de los privados que no lo son. Con esto consiguió una exposición realmente grande en microbúsquedas en el SERP de Google, y con ello un crecimiento realmente elevado.
  • YouTube, el gigante de los vídeos también usa muchas partes de Growth Hacking en su proyecto, siendo el más destacable la opción realmente fácil de incrustar o compartir los vídeos, algo que ahora mismo el resto copió, pero ellos fueron los primeros en implementar.
  • Por último en esta lista está el caso de Airbnb, una empresa que se dedica al alquiler de habitaciones en pisos personales, gracias a su campaña de email marketing consiguieron crecer hasta tener en su sexto año ni más ni menos que 500 millones de dólares de beneficios netos.

En definitiva, el Growth Hacking es algo que deberías adoptar para tu proyecto, sea el que sea, tiene muchísimas ventajas, pero claro, el perfil de un Growth Hacker es realmente complejo, ya que debe aunar la creatividad y las partes más organizadas como la analítica o la planificación de la estrategia.

Si te ha gustado este artículo, ¿a qué esperas para suscribirte por email? Sólo un poquito más abajo…

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This