Como bien sabrás si sigues este blog diariamente, soy un fiel defensor de WordPress pero, me acabo de percatar de que, en los casi dos años de vida de este blog, aún no había creado un post explicando qué es WordPress, y claro, eso no puede ser…

¿Qué es WordPress?

Pues antes de nada, WordPress es un CMS, que son las siglas en inglés de Gestor de Contenidos (Content Management System) y, en la práctica y hablando en mundano, es un sistema que te permite integrar un diseño con un contenido alojado en una base de datos.

Es decir, tú por un lado tienes tu diseño, y por otra el contenido (imágenes, vídeos, texto, enlaces y demás) y claro, esto tiene la ventaja de que sólo tienes que realizar el cambio en el diseño una vez, y será aplicable a todas las páginas de tu site, ahorrándote mucho, mucho tiempo.

Pues bien, WordPress no es simplemente un Gestor de Contenidos, sino que es el CMS más popular del mundo, a una distancia más que considerable de sus perseguidores, que además no hace más que aumentar año a año, y claro, eso quiere decir muchas cosas.

¿Cómo se gestiona el diseño en WordPress?

WordPress funciona en base a themes, que son un diseño para las páginas, secciones, archivos y todo lo que se te pueda ocurrir para tu página web.

Lo bueno de WordPress en este campo es que te permite instalar themes al vuelo, de tal manera que sólo tienes que descargarlo (hay gratis y de pago, por supuesto), y volver a subirlos directamente desde la interfaz de tu WordPress.

Para activar los themes basta con hacer un clic, si bien normalmente los themes tienen una pantalla de configuración que te permite cambiar más cositas. Un puntazo.

¿Y qué demonios son los plugins?

Los plugins son otro de los grandes puntos fuertes de WordPress, y seguramente si estás empezando en este mundillo es algo que te suene a chino.

Un plugin dentro de WordPress no es, ni más ni menos, que un “programa” que, instalado en tu WordPress, le otorga una funcionalidad extra (o varias).

Me explico: hay un plugin en WordPress que te permite poner una barra de compartición en Redes Sociales como la que puedes ver en la izquierda, otro que te permite poner los mejores comentaristas en el sidebar, y así hasta miles y miles, la inmensa mayoría de ellos contrastados y funcionando correctamente.

Versatilidad, eso es lo que es WordPress

Si juntas todo esto al final tienes un CMS muy completo, que con un par de clics te convierte una página de un blog personal a una página de negocio, a un magazine, o incluso a una tienda virtual, y todo esto, ¡sin saber programar!

Este hecho ha servido para democratizar el acceso a una página web profesional, y es algo de lo que te debes aprovechar tanto para proyectos personales como empresariales.

Ahora bien, si te queda alguna duda sobre qué es WordPress (es un tema que da para varios libros), no dudes en mandarnos un comentario.

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This