No te voy a engañar, he visto que es un tema muy buscado y que suscita bastante interés en los lectores tanto de ReAplicante como de otros blog y me he dicho, ¿por qué no aprovechar todo este tráfico? Y fruto de esta inquietud (tuya y mía) al final me he decidido a parir este post para ayudarte a salir de una penalización de Google lo más rápido y fácil posible. Bonito, ¿verdad?

Este tema, como casi todos cuando escribo en mi blog, me lo tomo bastante a coña, pero que no te engañe esta actitud, a todo experto en SEO y a 9 de cada 10 personitas que trabaja en cualquier rama del marketing online el mero hecho de hablar de penalizaciones de Google hace que se empiece a poner nervioso, y no precisamente por el poderoso atractivo de John Mueller precisamente…

john-mueller

John Mueller en acción

Tres cosas que tienes que saber sobre las penalizaciones de Google antes de saber cómo salir de ellas

Pues eso, antes de enseñarte los cinco pasos para salir de una penalización de Google (o al menos intentarlo) quiero darte alguna pincelada sobre qué tienes que saber, porque comprendiendo mejor el problema, estoy seguro que podrás poner en práctica una solución de forma mucho más precisa, que al final es de lo que se trata.

Dicho esto, vamos al lío:

Hay casi medio millón de mensajes de penalización al mes

Pues sí, como lo oyes, según el propio Google la cantidad de mensajes al mes que envía a webmasters advirtiendo que están estudiando si penalizar su site o no vía Google Webmaster Tools es de más de 400.000, ¡casi nada!

Eso sí, aunque es un número muy grande en absoluto, también tienes que pensar que hay miles de millones de sites en Internet pero, aun así, no es difícil que Google te casque un Mensajito de la Muerte™.

Por otro lado, la inmensa mayoría de los mensajes de este tipo tienen un concepto en común: Se envían por considerar que el site de destino está incurriendo en spam.

Esto tiene su parte buena y su parte mala. La parte buena es que ya sabes por qué te están juzgando en el 90% de los casos, sea esa la causa o no lo sea. La parte mala es que como hayas estado haciendo spam realmente estás bastante jodido.

Si te avisan vía Google Webmaster Tools, va a ser por los enlaces

Hay muchos usuarios más o menos avanzados que cuando les salta el mensaje y justo después de ponerse muy nerviositos la primera pregunta que se hacen es: ¿Habrá sido Panda o habrá sido Penguin?
Tengo que decirte que técnicamente no ha sido ninguno, pero está más cerca de haber sido el Mazo del Pingüino™, te explico.

Tanto Panda como Penguin son algoritmos dentro de un macro-algoritmo llamado Google y, como tal, son elementos de penalización y premio automático en los que la figura humana es un mero ente de control.
Ahora bien, como no quiero adelantarte el tercer punto te comento: Si ha sido así la acción tiene que ver con enlaces, no con el contenido, por eso que esté más cerca de Penguin, aunque no lo sea…

Si ves el mensaje de posible penalización en Google Webmaster Tools estás a punto de sufrir una penalización manual

Si te fijas justo encima del mensaje de estudio de penalización como tal pone una leyenda de algo que se puede traducir como “Acción Manual”, es decir, puede que te haya cazado Penguin o puede que no, lo que es seguro es que un humano está viendo tu site y sus parámetros (incluyendo el mapa de enlaces), y eso es precisamente lo que deberías temer, porque a un humano entrenado es muy complicado engañarle…

Cómo salir de la penalización en cinco pasos

Y ahora que ya tenemos la primera parte, vamos a ver cómo salir de la temida penalización en el caso de que venga el tito Google y te dé fuerte.

Paso 1: Estudia tu mapa de enlaces

Lo primero que debes hacer es comprender tú el problema, y para que eso ocurra el primer paso totalmente ineludible es estudiar tu propio mapa de enlaces para ver dónde tienes los spammers a más no poder.

Para hacer esto lo tienes realmente fácil: Sólo tienes que hacerte con una herramienta del tipo a Ahrefs (si es que no la tienes), poner tu propio dominio y bajarte todos los enlaces que te dé.

Una vez los tengas, te recomiendo que hagas dos cruces, el primero de ello frente a los datos de enlaces que te ofrezca Google Webmaster Tools, y el segundo de ellos frente al mapa de enlaces de otro site saludable de tu mismo sector, para que te haga ver cómo debería quedar el tuyo.

Paso 2: Clasifica los enlaces

Vale, ya tienes todos los enlaces bajados y lo has comparado con el total de Google y con un site en condiciones, y ahora tienes más herramientas para juzgar si un enlace es bueno, malo o regular. ¿Qué te falta? ¡Ponerte manos a la obra!

Te aviso antes de que empieces que este es el paso más coñazo de toda la lista con mucha diferencia, pero es más que importante que lo hagas con paciencia y calma o el resto de puntitos de esta lista no servirá para nada y te quedarás compuesto y con penalización.

Ahora bien, el método es sencillo: Sólo tienes que ir uno por uno a todos los enlaces que te muestra tu Ahrefs y tu Google Webmaster Tools e ir clasificando, uno por uno, los enlaces según el tipo (imagen, texto, follow, nofollow) y según el site de referencia (Autoridad de dominio, de página, site parecido al tuyo, spam, etc.).

Una vez tengas todo esto, podrás hacer una clasificación de importancia lo importante que sea el site de referencia y lo spammer que sea el enlace en cuestión.

Paso 3. En esto de quitar enlaces, lo natural es más sano

Vale, ya tienes todos los enlaces que te están haciendo pupita identificados, ahora toca la ardua tarea de quitarlos de en medio, y la primera forma de hacerlo es la vía natural.

Por vía natural entendemos ir a por emails o teléfonos de contacto de cada uno de los dominios donde están cada uno de los enlaces que has identificado como spammers (respeta el orden de importancia, porque te vas a cansar) y contactar con ellos vía teléfono, email o mensajero a caballo para que quiten el enlace.

Ahora bien, cuando hagas esto no se te debe escapar que lo que estás haciendo es ir a casa de alguien a pedirle un favor, y debes ser educado y saber cuál es tu posición al respecto (baja, como te ha dejado Google).

Si cumples estas premisas, te sorprenderías la cantidad de personas que están dispuestas a colaborar.

Paso 4. Si no funciona, lo artificial tampoco está tan mal…

Una vez te pongas en contacto habrá un número finito de enlaces que no desaparecerán, y aquí es donde debes usar el Disavow Tool de Google para afrontarlo en condiciones.

No te voy a enmarañar la cabeza con esta acción porque ya estuvo presente en este blog antes (tienes el enlace en el párrafo de arriba) y la puedes leer en multitud de sitios, pero te voy a contar lo fundamental:

Tan sólo tienes que emprender la laboriosa tarea de poner todos los enlaces que quieres que Google te quite uno por uno dándole una razón de peso de por qué tienes ese enlace si tú no lo habías pedido (vamos, algo parecido a que te han hecho SEO negativo).

Luego te tocará esperar (hasta 3 meses) a obtener una respuesta si es que la obtienes así que, si fuera tú, estaría monitorizando Google Webmaster Tools y el software que tengas para monitorizar posiciones en el buscador para ver si levanta, cuándo levanta y cómo levanta, no vaya a ser que tengas más caídas.

Paso 5. Take care, take care, take care

Por último pero no menos importante tenemos el Take care al cubo, recordando un discazo de mis adorados Explosions in the sky que te dará las claves para no caer nunca más en penalizaciones de Google y no es otra cosa que, como diría tu madre: ¡cuídate de una santa vez!

Con esto lo que quiero decir es que cuides tu contenido, tu maquetación, que las cosas se vean bonitas y bien y, por supuesto, que cuides tus compañías, es decir, los dominios que te enlazan porque, ya sea por una acción de SEO negativo por parte de tu competencia, porque en su momento quisiste utilizar malas artes o Google te pilló entre ceja y ceja y no tenía por qué, el caso es que si te ha pasado una primera vez también puede ocurrirte una segunda, ¡y te vas a tener que proteger de esto también!

Con esto ya lo tienes todo para poder quitar una penalización de Google con las máximas posibilidades, ¿a qué esperas para empezar?

Resumen
Nombre del artículo
Quitar una penalización de Google en cinco pasos
Descripción
Cómo quitar una penalización de Google en cinco cómodos pasos sin desesperar, la Guía Definitiva™, ¿a qué esperas para entrar?
Autor
Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This