seo-etico

Imagen: Eire…

Desde hace un tiempo hay un montón de empresas de SEO o Marketing Online que se han apuntado al carro del SEO ético poniéndolo a bombo y platillo en sus páginas web pero, a la hora de la verdad, en realidad no es más que otra estrategia para vender más.

Huelga decir que siempre hay excepciones, y hay empresas que realmente están concienciadas con el SEO ético y siguen sus principios pero, como comprenderás, son las menos.

Por eso hoy he querido prepararte un pequeño manual con algunas líneas maestras del SEO ético, para que sepas identificar cuando una empresa está tomándote el pelo o cuando sabe de lo que habla, vamos a ello:

SEO ético: Líneas maestras

Aquí están algunas de las líneas maestras más importantes del SEO ético:

1. Seguir las Guidelines de los buscadores

Es algo impepinable: Si una empresa quiere venderte SEO ético, lo primero que debe hacer es seguir las Guidelines de Google y el resto de buscadores al dedillo.

De por sí no es fácil, ya que hay algunos puntos que limitan muchísimo el trabajo de cualquier SEO (léase: No modificar el esquema de enlaces, por ejemplo). Otros, sin embargo, son una excelente guía para hacer un buen SEO on-page.

Ahora bien, ¿cómo sabes si una empresa sigue esta parte del SEO ético? Pues sencillo: Métete en su web y mira si cumple las Guidelines más inmediatas de Google, por ejemplo:

  • ¿Tiene una página web responsive?
  • ¿Hace Keyword stuffing?
  • ¿Intenta colar el enlace de la empresa en el footer de sus clientes?
  • ¿Tiene correctamente optimizadas las metaetiquetas?
  • ¿Está escribiendo para buscadores o para humanos?

2. Huye de los planes que sirven para todo

En temas de SEO cada proyecto es un mundo y, una empresa que se tome en serio el SEO ético antes de ofrecerte un presupuesto tendrá que estudiar mínimamente tu proyecto, estudiar mínimamente a la competencia y proponerte una serie de acciones y una estrategia para llevar a buen puerto su trabajo.

Es decir, si llamas a una empresa que luce el SEO ético por su página web y sus servicios, pero a la hora de la verdad te va a vender un servicio paquetizado low-cost (que se basa en no hacer nada, no te engañes), es que simplemente es postureo pero, si al contactar con una empresa de SEO te piden más datos de tu empresa o te pasan un presupuesto pormenorizado, vas por el buen camino.

3. Una cosa es SEO, otra cosa no es SEO

El SEO es una rama técnica y, por lo tanto, cara. Pero claro, a los clientes no les suelen gustar las cosas caras y bajando el precio (y la calidad) al final logras vender más, eso sí, una sola vez, porque el cliente no volverá, claro está.

El caso es que muchas empresas de SEO han conseguido bajar los precios ofreciendo cosas que no son SEO como servicio de posicionamiento web, tanto es así que a día de hoy la mayoría de empresas de posicionamiento del montón en realidad casi nunca hacen SEO, así de claro.

Por ejemplo:

  • Hacer una auditoría de SEO on-page sí es posicionamiento web.
  • Hacer una estrategia de link building sí es posicionamiento web.
  • Mejorar la velocidad de una web no es posicionamiento web, es diseño.
  • Crear contenido no es posicionamiento web, es creación de contenidos.
  • Un informa básico de Google Analytics no es posicionamiento web, es analítica web (básica).

¿Cuántas empresas has visto que dentro de sus servicios de SEO están las redes sociales, anuncios de Google, creación de contenido y mejora de la rapidez de tu site? Ojo, no digo que esté mal, digo que eso NO es SEO.

4. SEO ético = SEO honesto

La crisis aprieta y esto hace que muchas empresas pillen lo que sea, clientes que saben que no van a ser rentables, otros que saben que no van a llegar a objetivos porque no son realistas, y un largo etc.

Desde el SEO ético lo que prima es la honestidad, es decir, si un cliente se empeña en hacer una “súper-estrategia-de-SEO-por-50-euros-al-mes” la empresa debe decirle que no es posible, y que por ese dinero no van a hacer absolutamente nada, en lugar de decir que sí, estar mareando al cliente 6 meses mientras le has cobrado 300 euros, y luego que se vaya a llorar a otro.

En definitiva: honestidad y realismo, y aquí es donde adolecen la mayoría, las cosas como son.

5. No ensucies lo loable

Todos sabemos que las campañas loables y desinteresadas son las más compartidas y las más enlazadas porque, a fin de cuentas, a todos nos gusta que la gente haga cosas por los demás.

Ahora bien, eso no pasó desapercibido para los SEOs en general (sobre todo los yankees) y hubo un momento en el que, aprovechando el tirón de la educación y de la caridad, no había proyecto de entidad que tuvieran que mejorar su SEO en el que no aprovecharan de este tipo de sites para pillar enlaces a su proyecto y, una vez la burbuja de la caridad se desinflaba, abandonar el proyecto para centrarse en otras cosas más rentables.

Ojo, no digo que una empresa no pueda beneficiarse de un programa (en principio) altruista para mejorar su reputación, digo que no es su principal objetivo, es decir, si quieres altruismo, es por altruismo, no por egoísmo encubierto.

Por ahora con esto vamos servidos, no descarto ampliar el post dentro de algún tiempo poniendo alguna práctica más que otra pero espero que la idea del SEO ético haya quedado más o menos clara, si tienes alguna pregunta, ya sabes, ¡a los comentarios!

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This