viralidad

Nació la viralidad

Hace unos días te contábamos por qué no se puede medir la viralidad y, como lo prometido es deuda, hoy nos ponemos a contarte cuáles son las 5 claves para intentar que tu contenido sea viral.

Sí, pongo intentar y nada más porque, como te dije en el anterior post, es imposible asegurar, ni de lejos, una viralidad, por muchas razones (que para descubrir tendrás que leer el fantabuloso post).

En realidad, como irás viendo, estas cinco razones son las mismas por las que hacen que tu pinches en un contenido o no lo hagas. Por si no te lo crees, ¡vamos a comenzar!

1. Que sea un vídeo

Digamos que en la escala para intentar petarlo lo que más cuenta es que sea un vídeo, que funciona mucho mejor que las fotografías/imágenes, y estas a su vez funcionan mejor que el texto.

Si te fijas, es un comportamiento que todos tenemos, y los últimos grandes virales que puedes recordar son vídeos (por ejemplo, el vídeo del Gnam Style) así como sus múltiples versiones.

2. Que sea gracioso

A todos nos gusta que nos hagan reir, hasta a los políticos. De hecho, somos mucho más propensos a pinchar en un contenido (vídeo) si nos lo recomiendan porque es muy gracioso y vamos a estar un rato partiéndonos la caja.

3. Que sea insólito

Otra cosa que funciona realmente bien son los hechos insólitos, ya sabes, desde alineaciones de planetas con teorías Mayas hasta récords absurdos.

En definitiva, el ser humano es curioso por definición, y este tipo de hechos rarunos nos llaman la atención a todos (sí, a ti también).

4. Que tenga animales

Los animales haciendo tonterías son graciosos, y ya si son animales insólitos tienes (gran parte de las) garantías para tener un contenido viral, al menos en inicio.

Ya sabes que los indudables reyes de Internet son los gatos, nosotros en ReAplicante también los sabemos, pero también funcionan bien los otros miembros del reino animal, e incluso algunas del reino vegetal.

5. Que dure menos de un minuto

Si el contenido es un vídeo (debe serlo) y quieres intentar que sea viral y petarlo en condiciones, uno de los requisitos casi indispensables para que tenga alguna posibilidad es que sea corto, cuanto más, mejor.

Está claro que no se cumple siempre, por ejemplo en los temas musicales (aunque muchos temas musicales virales tienen menos chica de un minuto en realidad), pero esto apunta al mismo comportamiento que tenemos todos, me explico.

Imagina, estás en el trabajo y un amigo te recomienda un vídeo, abres YouTube y ves que dura 12 minutos, ¿lo vas a ver? Sinceramente, yo no. Eso sí, si pone 45 segundos, la cosa cambia, y cambia mucho.

Conclusión

viralidad-hada-madrina

¡El Hada Madrina de la Viralidad™ ha venido!

Si quieres que te toque el Hada Madrina de la Viralidad (sí, no he podido evitarlo, una vez más), debes crear un vídeo de menos de un minuto que sea gracioso, tenga animales, y además presente un hecho insólito. Sí, somos vagos, muy vagos… ¡Pero tú también lo eres!

Ejemplos tienes muchos, pero he elegido dos:

Más de 70 millones de reproducciones:

O este otro, con 2 millones:

Si has llegado hasta aquí y este post te ha parecido viral… ¿a qué esperas para compartirlo? Venga, ¡qué lo estás deseando!

Aún sin valoración

¿Valoras el post?

Shares
Share This